HBO necesitaba como el comer una serie nueva que funcionara. Dios ha venido a verles con Mare of Easttown, un inteenso drama policial cuajado de suspense de 25 kilates con una Kate Winslet imperial, que sigue el camino auténtico y veraz de Frances McDermond.

Kate Winslet encarna con un millón de matices a la inspectora Mare.

Viaje a la América profunda de los desheredados y los yonkis, donde la heroína campa a sus anchas y las adolescentes se quedan embarazadas a los 16 años. Nos trasladamos a Easttown, un pequeño pueblo de Pennsylvania, donde todo el mundo se conoce y abunda la adicción a los opiáceos. Mare, sargento inspectora investiga el caso de la desaparición de una chica prostituta y drogadicta. Se acaba de cumplir un año desde que falta de casa. Hay presión de los padres acusando a la policía de que no hace nada y proclamando en la tele que van a buscar a su hija ellos mismos, presión del jefe, y una vida personal que se derrumba.

Mare es una inspectora, con muchos problemas personales

Katie era una joven drogadicta que se dedicaba a la prostitución.. El caso es que su cuerpo estará en el fondo del río Delawere.

Mare

El caso es que no sabemos nada.

Jefe

Los guionistas nos presentan a una Mare agotada, cabreada y triste, cuya vía de escape es la cerveza, una mujer que no atraviesa su mejor momento en la vida. Pero Mare tiene un corazón compasivo.

En el capítulo piloto, nada nuevo pero muy bien hecho todo, una narración clásica y realista, Mare, en mitad de la noche, recibe una llamada de una vecina vejuna pesada que le dice que hay un acosador en su patio . Mare aunque no tiene que hacerlo acude a hablar con la anciana. Nos presentan a una policía a la que la gente le importa.

Mare lucha por la custodia de su nieto e intenta no venirse abajo tras una tragedia familiar.

Edadismo

Por cierto Kate Winslet, que está estupenda con la cara lavada, en la plenitud de la vida, francamente, resulta que ya es abuela y tiene un nieto de cuatro años cuya custodia puede perder. Un claro signo de edadismo del género del que ya han avisado muchas actrices. Una actriz cumple cuarenta años y ya le ofrecen papeles de abuela. Vale, pues nos tenemos que creer a Kate Winslet de abuela.

A Mare le cuesta correr, come hamburguesas, y se cabrea consigo misma cuando comete errores y las cosas le salen mal, fuma cigarrillos electrónicos porque se está quitando, y las botellas de cerveza vuelan con ella. No se cuida y no es vegana. Gracias Dios mío. Una mujer con la que me puedo identificar.

Caso frío

El caso de la desaparición de Katie es un caso frío. Es decir, ha pasado el tiempo y hay cero pistas y muy escasas posibilidades de encontrar a la chica. Sin embargo el comisario jefe de Mare le pide que reabra el expediente. Su gozo en un pozo.

¿Kate Winslet abuela? Venga ya, joder, menuda broma.

Realismo cotidiano y falta de ínfulas y trolas. Empezamos bien HBO.

Leave a Reply

WordPress.com.

%d bloggers like this: