En la serie Mare of Easttown nace una tierna historia de amor entre la hija de Mare, Siobhan, y Anna, una D.J. más mayor, de su Universidad, que apoya los sueños y el futuro de la adolescente.

Siobhan está saliendo con una novia Beca, con la que tiene muchos problemas y pocas satisfacciones. Le cuenta a su familia que quiere cortar con ella. Beca toma drogas y se vomita encima antes de un concierto importante en el estudio de radio de la Universidad, donde el grupo de Shioban va a tocar, lo cual no es lo más sexy del mundo.

Y encima Siobhan conoce a Anna, una chica más mayor, que rezuma encanto.

Ahí empieza el cortejo de Anna con Siobhan y toneladas de subtexto: que si tienes una voz muy bonita, que si me sobra una entrada para ir a un concierto, que si tocas con el grupo este sábado o no.

Le está pidiendo salir.

Gracias a Dios. Una chica que toma la iniciativa y le echa ovarios para pedirle una cita a otra chica. Por nuestra educación, las chicas no tenemos la costumbre de llevar la iniciativa a la hora de ligar, y el problema de no hacer nada cuando se trata de seducir a otra chica es evidente en las relaciones amorosas entre mujeres.

Aunque las cosas están cambiando.

Sin embargo Siobhan le dice que no. Está paralizada por la muerte de su hermano. Tiene miedo. Tiene novia.

Pero luego Siobhan se lo piensa mejor y le dice a Anna que sí. ¡Aleluya!

Que no acabe en tragedia

Solo digo una cosa, por favor, coño, que la historia de amor entre Siobhan y Anna no acabe en tragedia como la mayoría de las historias de amor de lesbianas.

Súper beso de Siobhan y Anna dentro del coche.

Leave a Reply

WordPress.com.

%d bloggers like this: