Estudiamos juntos. El guion de Robert McKee. Parte IV


El bestseller del gurú de los guionistas de cine: Robert McKee.

Como cada fin de semana seguimos estudiando juntos la teoría del guion y el libro de Robert McKee, El guion.

El autor continúa hablando de la Arquitrama, Minitrama y Antitrama. Antes nos explica lo que es el diseño clásico, que implica una historia construida alrededor de un protagonista activo que lucha principalmente contra fuerzas externas antagonistas en la persecución de su deseo, a través de un tiempo continuo, dentro de una realidad ficticia coherente y causalmente relacionada, hasta un final cerrado de cambio absoluto e irreversible.

McKee pone ese diseño clásico como marco de la Arquitrama.

McKee fue guionista de míticas series como Colombo y Kojak.

En Europa se cree que el artista

tiene un don pero eso es una tontería.

Robert McKee

McKee odia la palabra gurú. «La historia es el corazón de las artes. Se puede aprender a ser un buen guionista porque no todo depende de las musas.»

Sin embargo hay otro diseño que es el minimalistaal que le corresponde el marco de la minitrama, no significa que no haya trama sino que el final es abierto, el conflicto es interno, hay protagonistas múltiples y un protagonista pasivo.

En la tercera modalidad, nos encontramos con la Antiestructura, con la que se corresponde la Antitrama: casualidad, tiempo no lineal, y realidades incoherentes.

La Antitrama es la contrapartida cinematográfica de la antinovela, o Noveau Roman, o teatro del absurdo.

McKee insiste en que la Arquitrama es la carne, las patatas, la pasta, el arroz y el cuscús del cine mundial.

Ejemplos de Arquitrama

El autor pone varios ejemplos de películas que han aplicado la Arquitrama:

La fiera de mi niña es una de las películas que pone de ejemplo Robert McKee.

The Great Train Robbery (Estados Unidos, 1924); El acorazado Potemkin (Unión Soviética, 1925); La gran ilusión (Francia, 1937); La fiera de mi niña (Estados Unidos, 1938); Ciudadano Kane (1941); Breve encuentro (Reino Unido, 1945); Los siete samurais (Japón 1954); Marty (Estados Unidos, 1955); El séptimo sello (Suecia, 1957); Thelma y Louise (Estados Unidos, 1991); Shine (Australia 1996) son algunos ejemplos de la increíble variedad de historias que han aplicado la Arquitrama.

Los siete samurais es una de las películas más influyentes de toda la historia del cine. Desde Sergio Leone a Peter Jackson ha influido estéticamente en muchos directores.

Te agradezco que te suscribas a mi blog y compartas la entrada. Me ayudas mucho de verdad.

Categorías: Estudiamos juntosEtiquetas: , , , , , ,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: