Mae Martin es diferente a todas las cómicas que hayas visto hasta ahora. Puede que no te haga gracia, puede que sí te haga mucha, pero lo importante es el giro de guion que le da a su serie, en Netflix, Feel good: empezar por el final porque su ficción comienza justo donde acaban todas las comedias que hemos visto hasta ahora. Dos chicas se enamoran, todo va de maravilla, y de repente se dan cuentan de que no se conocen realmente y que ocultan partes de su identidad y pasado, sobre todo Martin, para gustar a la otra.

¿De qué va Feel Good? Va de que quizás el amor no sea tan bueno como nos lo venden, quizás sea tan malo como la droga, quizás Mae Martin no esté enamorada de George, su preciosa rosa inglesa con una aire a Kate Middleton más agreste y rotundo, y sólo sea adicta a ella para sentirse bien. El tema de Feel Good es la adicción al amor y la maduración personal.

Feel Good es autobiográfica. La serie empezó a emitirse en Channel Four, para pasar luego a Netflix.

Rehabilitación

No solemos escuchar muchos chistes sobre salir de reahabilitación, y menos sobre tener ataques de pánico, sí sobre un amor imperfecto como el de Mae y George pero nadie puede negar que Feel Good es original, y Mae Martin, esa chica tan rara que hace comedia es el referente de una generación confusa, bisexual, y que pretende arreglarse el coco ella misma y fracasa, una generación vulnerable y confusa, al hilo del Girls de Lena Dunham, chicas con talento, y un montón de haters a sus espaldas, me imagino que a Martin la pondrán a caldo porque no tiene tetas y parece un tío, eh, macho ¿te he pedido yo tu opinión? y porque a muchos tíos no les hace gracia, como al pavo de la Chocita del Loro, bueno a mi sí me hace gracias y estoy de chistes de lefa y pajas y pedos que se se aguantan los tíos en su primera cita hasta el moño. Aire fresco, please. Mujeres que hacen humor desde su actitud ante la vida y sin imitar a los hombres: nuestra querídisima Mae Martin, la chica rara que se convirtió en mariposa al cumplir los treinta años.

Es rehab. Entras mal y sales bien.

Mae Martin

Conecto con el humor negro-friki, que a fuerza de arranques de vulnerabilidad, genera Mae Martin, con sus choques rarunos con la realidad: mitad absurda, mitad cruel. Impagable la secuencia de su entrevista con una pirada agente de éxito a la que quiere impresionar para que la represente:

Lo que me gusta de ti es que eres muy actual, eres adicta, tienes ansiedad, eres transexual.

La agente a Mae Martin.

Lisa Kudrow ha crecido, y ha dejado de ser Peter Pan para convertirse en la rígida, sin filtro, directa y tajante madre de Mae Martin, a quien pone de los nervios, pero también la quiere, es su madre y encima le da un montón de material para sus monólogos.

¿Queréis entrar?

Ni de broma.

Mae Martin a sus padres frente al centro de rehabilitación.

La comedia friqui y personal
Feel Good pasa en Manchester, (Inglaterra)

El amor adictivo, ay, ay, eso me suena, de Mae Martin hacia George hace que recaiga en su adicción a la cocaína, no te castigues tanto por una noche de coca Martin, pero como dice ella:

-Solo quiero madurar y dejar de ser Peter Pan-cuenta en un arranque de vulnerabilidad.

Bienvenida al club.

No lo vas a tener fácil, Mae. No por nada tu ex novia dice de tu tendencia a idealizarla para luego decepcionarte:

-Está obsesionada conmigo. Me escribió esta oda a mis codos y mis codos son horribles.

La vida imperfecta de la gente, amigos frikis y loosers, no por ese orden, como Phil. Y las bromas habituales sobre los no binarios, los que no se identifican como mujer ni hombre y esa manía de etiquetarlo todo de la modernidad.

Ya no me identifico con ser mujer. Más bien con ser Ryan Gosling.

Mae Martin

Mi película favorita de Ryan Gosling es Half Nelson, un película que os recomiendo.

Ja, ja, ja, qué lista nena.

Puedes ver ya la segunda temporada de Feel Good en Netflix.

Si te ha gustado el post te agradezco que lo compartas y sigas mi blog “Como crear una serie de televisión”. Me ayudas mucho.

Leave a Reply

WordPress.com.

%d bloggers like this: