Descubriendo series-joyas. Last tango in Halifax


Derek Jacobi y Anne Reid vuelven a encontrarse tras 60 años, siendo viudos

Os recomiendo esta serie Last tango in Halifax, que cuenta la historia de Alan y Celia, dos viudos que estuvieron enamorados en su adolescencia y se dan una oportunidad tras media vida de separación, cuando tenían 16 años, Alan le dio una carta a una amiga de Celia pero ésta jamás entregó la misiva a su enamorada. Hay que ver Last tango in Halifax por cinco razones:

1.Está creada por la showrunner británica Sally Wainwright y eso siempre es sello de calidad. En esta ocasión la guionista se ha basado en la propia historia de su madre, quien tras quedarse viuda, buscó a un primer amor por Facebook a quien había perdido la pista y se casó con él. Según ella misma reconoce, es su serie más personal.

2. Es una historia llena de humanidad y vida. Al igua que todas las series de Wainwright pero aquí se refleja un mundo que algunos añoran: el de la Inglaterra rural que rara vez sale representado en las series de televisión salvo como una caricatura satírica. El tono de Sally es emotivo, tragicómico.

3. La historia de amor entre Caroline y Kate está llena de emoción verdadera. Hay escenas memorables, y diálogos conmovedores. Es diferente a cualquier relación de amor que hayas visto en televisión. Sarah Lacanshire se despoja de su dureza de policía de Happy Valley para encarnar a una profesora de ciencias madura de un colegio privado de una ciudad de provincias inglesa, cuyo marido la ha abandonado por otra escritora más joven, y, de repente, para su propio desconcierto y horror, se enamora de otra profesora de su colegio, Kate, quien se ha colado por ella y parece tener las cosas mucho más claras.

Celia y Alan se divierten reverdeciendo tiernos brotes de su adolescencia.
La historia de amor entre Kate y Caroline, dos mujeres maduras, es maravillosa. Orgullo en la mediana edad, algo que no suelen reflejar las series de televisión.

4. Está muy bien contada. Sally Wainwright es un talento para crear tramas y dialogar, y esa capacidad como guionista se pone de manifiesto en Last tango in Halifax al servicio de una historia autobiográfica.

5. No hay mucho cliché para la historia costumbrista que es Last tango in Halifax. La madre se opone a la historia de amor de su hija, lógico, pero por ejemplo Alan, su novio viejales, no es nada cerrado y le acusa de juzgar a su hija. La familia más rural y pobre no son súper paletos, y Caroline, próspera y educada, no es insoportable. Los diálogos son realistas como si la propia Sally Wainwrght los hubiera vivido en la vida real. Quizás lo hizo.

Una serie que os recomiendo de corazón.

Categorías: actrices, Cómo crear una serie de televisión, diálogos, punto de arranqueEtiquetas: , , , ,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: