Padres disfuncionales e hijos áun más disfuncionales

Las personas mueren, los secretos no. Padres disfuncionales e hijos aún más disfuncionales. Mentiras, peleas, conflictos desgarradores en una familia enfrentada y disfuncional: los Rayburn. Con un hermano conflictivo, Danny, interpretado con tanta vulnerabilidad y verdad por Ben Mendelsohn que le valió un Emmy y para mí, es lo mejor de la serie. Este personaje atormentado, luchando con sus demonios interiores perdido y dolido, roto por su pasado y su mala relación con su padre que de niño le pegó una paliza y le rompió el hombro tras una tragedia familiar que nos la cuentan y repiten a lo largo de la primera temporada de Bloodline. Lo malo de la serie: no es muy original. Lo bueno de la serie: los actores y los personajes que interpretan. Desde Sam Sephard a Sissy Spacek.

¿Qué cuenta Bloodline? La historia de una familia, los Rayburn, que tienen problemas y de los gordos, no son mala gente, pero hacen cosas malas, todo narrado en un entorno paradisiaco: los cayos de Florida, donde los Rayburn tienen un hotel.

Padres disfuncionales ehijos áun más disfuncionales
Los creadores de Bloodline son los mismos que crearon Damages.
Padres disfuncionales, hijos áun más disfuncionales
Ben Mendelsohn expresa tanto dolor reprimido que empatizamos con él. A la derecha, en la imagen.

Danny es la oveja negra de la familia, un descastado que vuelve a casa con el motivo de la celebración del aniversario del hotel que han levantado sus padres. Pero la presencia del hermano mayor generará muchos problemas en la familia que lucha por enterrar un pasado doloroso, con la pesada mochila de la muerte de una de las hermanas, Sarah.

Lo mejor de la serie son sus personajes complejos, llenos de contradicciones y lucha interior, y los actores de primer nivel que los encarnan. La experiencia de ver Bloodline es tensa y claustrofóbica, y a veces se aleja del thriller para acercarse más al culebrón y al drama familiar sin paliativos.

El paraíso es oscuro, y nadie querría vivir en ese infierno soleado, de cálida arena y palmeras gigantes.

Puedes ver Bloodline en Netflix. Padres disfuncionales e hijos aún más disfuncionales

Si quieres saber más de mí, curiosea mi Twitter.

Leave a Reply

WordPress.com.

%d bloggers like this: