«Mildred Pierce»: Kate Winslet y su lucha por mejorar en la vida


Años 30 en Estados Unidos, durante la Gran Depresión. Mildred Pierce (Kate Winslet) es una joven madre, con dos hijas pequeñas, quien toda su vida la ha pasado en la cocina de ama de casa. Su marido le es infiel y un día la abandona. Mildred se queda, con una mano delante y otra detrás, y buscará un trabajo para mantener a sus hijas, forzándose a si misma a evolucionar como mujer y obligándose a buscarse la vida. «Mildred Pierce» es un melodrama clásico, con todo el lujo y la ambientación de época de calidad de los que HBO es capaz.

«Mildred Pierce» me recuerda a mi abuela Felisa, la madre de mi padre, quien se quedó viuda tres años después de nacer mi padre, que tenía tres años, porque mi abuelo, un hombre guapo de bonitos ojos verdes y personalidad dulce, se murió de tuberculosis a los 28 años. Mi abuela no tenía nada, ni una profesión ni recursos económicos, pero contaba con la firme voluntad de sacar adelante a sus hijos y a ella misma. Y así lo hizo, en una época, en plena posguerra y dictadura franquista en la que no había ninguna ayuda para una madre que se hubiera quedado viuda, con dos hijos pequeños y sin un duro: ni guarderías, ni prestaciones de ningún tipo. Mi abuela mandó a sus dos hijos a un internado de curas y se puso a trabajar de auxiliar de enfermería en un hospital de tuberculosos en Navacerrada. Era lo que tenía qué hacer. Mi abuela se perdió la infancia y adolescencia de sus hijos, y aunque se lamentaba pocas veces, la vida era así, a veces me confesaba que le hubiera gustado nacer en otra época. Claro que Estados Unidos no es España y eso se ve muy bien en «Mildred Pierce».

Intentos fallidos en la trama

La serie es un buen ejemplo para estudiar la evolución dramática de las tramas, y cómo, muchas veces, siguen un patrón que yo llamo «la pauta de los intentos fallidos» hasta lograr una acción del personaje que salga bien, aunque sea contra los propios deseos del personaje.

Analizamos el punto de arranque de la serie. Mildred tiene una fuerte discusión con su marido y esta la abandona de buenas a primeras. Ante su nueva situación se le plantea una necesidad ineludible que sirve de detonante de la acción: tiene que buscarse la vida, conseguir un trabajo para poner comida en la mesa.

Kate Winslet hace un papelón. En la imagen, abrazando a su dos hijas.

Mildred va a una oficina de empleo, la responsable le da calabazas, no hay puestos de recepcionistas ni secretarias. Mildred le dice que es una gran cocinera pero en plena Depresión nadie quiere dar trabajo a una gran cocinera. Primer intento fallido.

Mildred está a punto de conseguir un trabajo de camarera en un restaurante de postín pero se niega porque le parece humillante. Segundo intento fallido.

Mildred tiene una entrevista de trabajo con una mujer noble y rica que se va a casar, y necesita a alguien que le lleve la casa. Pero la mujer trata a Mildred, con tanto desprecio y clasismo, que ésta se rebota, y se marcha allí, con el orgullo intacto y sin un trabajo. Tercer intento fallido.

Mildred se refugia en una cafetería barata para lamerse las heridas mientras se toma un café cuando, de repente, una camarera roba la propina de otra, se produce una pelea con la camarera robada, el dueño despide a la ladrona, Mildred se ofrece a cubrir el puesto libre, convence al dueño, quien la pone a prueba y, al final, Mildred consigue el trabajo de camarera, ese trabajo que al principio de la trama ella dijo dijo que jamás querría. Fin de los intentos fallidos.

Adaptación novela

La serie es una adaptación de la novela homónima de James M. Cain, publicada en 1941. Tod Haynes coge el material literario y hace una adaptación magnífica, emocionante, pero que se sostiene sobre los hombre de la brillante y maestra Kate Winslet. Es la actriz británica quien da vida a «Mildred Pierce» y hace que nos importe lo que le pasa a la protagonista. Con su carnalidad física, su expresividad emocional y su talento psíquico, insufla una energía a la serie que si tuviera a otra actriz protagonista, otro gallo cantaría.

Kate Winslet es un animal de la interpretación.

Puedes ver «Mildred Pierce» en HBO.

Categorías: actrices, Cómo crear una serie de televisión, mejores series hbo, melodrama, serie de época, TramaEtiquetas: , , , , , , ,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: