Historias de amor infelices

“Terapia de parejas” es una serie documental en la que parejas reales luchan por salvar sus matrimonios, hablando de lo que más les mina como parejas. Es curioso cómo me siento identificada con todo lo que cuentan las parejas, con su dolor, su soledad, sus risas, su incompatibilidad, su infelicidad. También me siento identificada con las ganas de algunas parejas de seguir con su relación y esforzarse en ese intento infinito, amoroso, de salvar su pareja como sea. Historias de amor infelices.

La doctora Olga Guralnik también siente dudas, miedo, inseguridad, incapacidad y vulnerabilidad como terapeuta de las parejas en crisis que se ponen en sus manos para que les ayude. Ella misma va a terapia con otra psicóloga que la guía y sobre todo escucha, le aconseja no ser tan exigente consigo misma y trabajar este aspecto u otro de sus pacientes.

Fascinante.

Yo misma voy a terapia con la doctora Guralnik, sin pagar un euro. Absorbo sus ideas, su sensibilidad y sus pautas para aliviar el sufrimiento emocional, en el que soy una campeona, absorbo como una esponja todo lo que dice esta terapeuta a sus pacientes, aplicándomelo a mí misma, escucho con mis cinco sentidos su sabiduría sobre la naturaleza humana y las relaciones sentimentales.

La doctora dice que nuestra tendencia es a culpar al otro, nuestra propensión es a acusar al otro, pero en realidad lo único que podemos hacer es cambiarnos a nosotros mismos y hacer un esfuerzo por acercarnos al otro y darle nuestro amor, siendo sinceros sobre lo que pensamos y sentimos con valentía y honestidad. Guralnik afirma que las relaciones largas de pareja van cambiando y adaptándose, son hermosas y fascinantes cuando la pareja se ama y se esfuerza en su amor, que no es un momento puntual sino un proceso. El amor no es un río tranquilo, va cambiando, va madurando hasta contar su propia historia que tendrá o no fin.

Historias de amor infelices
Las parejas se desnudan y se olvidan de las cámaras durante la sesión de terapia.

Mau y Annie, 22 años juntos

Mau y Annie van a terapia, porque tras 22 años de matrimonio no se entienden, no se aguantan, se declaran incompatibles, y para Mau, el hecho de su mujer no quiera mantener relaciones sexuales no es normal ni es saludable, y por eso Mau cree que Annie tiene un ‘problema’, que no es natural. Annie ya no está enamorada de su marido, un tipo dominante al que le gusta hacer las cosas a su manera, no le gusta Mau aunque sí todavía le quiere, pero no se siente cómoda en su compañía.

El hijo que tienen en común ha cumplido catorce años, y Annie se da un plazo de cinco años para continuar con su matrimonio, hasta que su hijo tenga ya una edad razonable, y entonces separarse de Mau. A Annie no le interesa una higa el sexo, le interesa más vivir la intimidad y una afinidad con un hombre o estar sola. Se siente infeliz. Mau también se siente infeliz. La pareja se encuentra en un callejón sin salida.

A mi marido no le importo

Elaine y Desean llevan once años juntos. Ella se queja de que su marido no le presta atención, ni la mira ni escucha, se lamenta de que Desean pone a otras personas primero, antes que ella. Pero Eline

9 sesiones de 30 minutos en la que la Doctora Gularnick se muestra como una terapeuta implicado, que escucha de verdad a sus parejas pacientes, y que sigue un método. Quiere llegar a l corazón del problema y les da trabajo, deberes en los que esforazrse más consigo mismos que con su parternaire porque aunque la tendencia es a culpar al otro, el problema siempre está en uno mismo. Fascinante.

Historias de amor infelices

Emocionante también las sesiones que mantiene la doctora Gularnick con su propia terapeuta en las que Gularnick muestra su vulnerabilidad como profesional.

Hay risas y lágrimas, hay rabia, vulnerabilidad, tristeza, insatisfacción y frustración, relaciones tóxicas, falta de sexo, y sobre todo hay amores infelices que luchan, qué agonía, qué tristeza tan real, por volver a ser felices.

Diálogos más creíbles

La verdad es que los diálogos reales de las parejas en crisis que acuden a terapia, con la doctora Olarnick, son más creíbles, cercanos, vivos, emotivos que cualquier diálogo que se pueda inventar un guionista cuando escribe para una serie tipo “En terapia”, por ejemplo.

Aquí los diálogos no tienen la artificiosidad alambicada de muchas series, sus giros forzados, su morbo provocado, su tendencia de llevar las cosas al límite para ganar espectacularidad. Son confesiones íntimas, nacidas de la vida misma.

Súper recomendable. Naturalidad al poder.

Puedes ver “Terapia de parejas” en Movistar +.

Si te ha gustado el post, compártelo. Te lo agradezco porque me ayudas mucho.

Historias de amor infelices.

Si quieres saber más de mí, curiosea mi Twitter.

Leave a Reply

WordPress.com.

%d bloggers like this: