«Los asesinatos de Cheshire»: el documental que es un nuevo «A sangre fría»


La pesadilla de cualquier familia se hace realidad en Cheshire (Connecticut) en 2007. Dos criminales asaltan a plena luz del día a la familia Petit, un padre, sus dos hijas, y su mujer.

Hayes y Jamarkovsky golpean con un bate al padre de la familia, al que dejan malherido en el sótano del chalet, y luego violan y asesinan a sus dos hijas y su mujer quemando la casa después. Este horrible crimen es núcleo del documental de HBO «Los asesinatos de Cheshire» que en realidad gira hacia tres subtramas importantes: las vidas de los asesinos, la negligencia de la policía que busca tapar lo que pasó, y la pena de muerte.

William Petit con su cuñada.
Los asesinos.
Tras cometer los crímenes, los asesinos
incendiaron la casa de los Petit.

Obviamente, este documental no se sostiene si se quiere contar únicamente el triple asesinato, por muy horroroso que sea. Ni la defensa ni la acusación del caso niegan que el asalto a la casa de la familia Petit, y el asesinato de la madre y sus dos hijas es deleznable y horrible. Lo que busca la historia es encontrar giros y tramas más allá de los asesinatos en sí al estilo que lo que hizo el escritor y periodista Truman Capote en su inmortal libro «A sangre fría».

La vida de los asesinos

El documental investiga la vida de los asesinos. Profundizamos en sus infancias, y adolescencias. Se entrevista a la hija de uno de ellos, a la novia del otro.

Steven Hayes, de 47 años, tenía un largo historial de abuso de sustancias y problemas disciplinarios en la cárcel. Ya había intentado rehabilitarse una vez, pero las buenas intenciones acabaron en nada cuando Hayes descubrió el crack. Su adicción le involucró en una ola de robos de 11 días, interrumpida periódicamente por atracones de crack.

El socio literal de Hayes en el crimen, Joshua Komisarjevsky, de 30 años, era un adicto a la metanfetamina de cristal y la cocaína que había estado enganchado a sus drogas preferidas desde los 19 años. Irrumpió en casas de lujo y robó todo lo que pudo conseguir para mantener su consumo.

Al mismo tiempo, se sigue la recuperación del padre de la familia Petit, único superviviente de los crímenes de Cheshire.

Lo incomprensible del caso es la mala praxis de la policía. Durante media hora, mientras se cometen las violaciones y los asesinatos, la policía está fuera, en el exterior de la casa. Sin embargo no se atreven a entrar. No hacen nada.

Parece una trama de la serie «The Wire» pero es la vida real.

La policía está allí pero no hace nada.

El documental es aterrador porque escenifica la peor pesadilla de cualquier familia.

Inocencia perdida

Tenemos la idea de que nuestro hogar es un lugar seguro, pero este documental derriba este mito y nos dice que la seguridad es solo una ilusión.

Puedes ver «Los asesinatos de Cheshire» en HBO.

Categorías: documentales, documentales de HBO, mejores documentales, True CrimeEtiquetas: , , , , ,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: