¿Qué sería de Tom si no tuviera a Greg? Quizás ya se había pegado un tiro, tras acumular en su vientre capa tras capas turbadas de infelicidad intoxicada por la maldad y amoralidad de la familia Roy.

-¿Estas intentando seducirme, Greg?-le pregunta, cómplice, Tom a su amigo y empleado.

-Sí, claro que sí.

Tom sale del armario en Succession

Muchos fans de “Succession” deseamos que Tom salga del armario, deje a Shiv que es muy guapa y muy elegante pero le hace muy infeliz, y se vaya con Gregg que es más lindo y amable. Pero no lo hará.

Tom vive aferrado a sus tristes sueños de vuelo gallináceo, a su triste mentira de matrimonio, a querer ser uno más de la familia Roy.

MOOOOCCCKKKKKK. Premio Tom. Premio: botella de lejía de plástico vacía con devoltura de casco.

Tom vive un infierno con Shiv, una mujer que le trata peor que a un perro, cuando no como a una mascota bien amaestrada que se arrodilla para besar sus zapatos Manolo Blanick y que consigue que Tom salte si Shiv chasca los dedos.

-Déjala, Tom. No te conviene. Vas al desastre.

-Deja a Shiv, Tom. Te irá mucho mejor.

-Sal de ese nido de víboras que es la familia Roy, Tom.

-Hazme caso. No hace falta ser guionista para saber qué te va a pasar.

Hay que ver la cara del pobre chico de Minnessota, Tom, ese campesino que es la sal de la tierra, Tom, cuando Shiv, en su noche de bodas, le dice que quiere tener una pareja abierta, y él se traga su amargura, decepción, bolas de dolor como piedras, para no perderla. Sus sueños destruidos en su misma noche de bodas. Adiós romanticismo.

Porque en el fondo, aunque a algunas os cueste creerlo, amigas, Tom es un romántico. No hay más que ver como bebe los vientos por Shiv, no hay más que ver cómo desea tener un hijo con ella, hacerle el amor y le demuestra lo orgulloso que está de ella.

Cuando Shiv logra salvar una crisis de Waystar, cuatro puestos, nos comemos los aviones privados y un puesto para nosotros, dice Tom mientras su padre se ha puesto demente, Tom sale a su encuentro para jalearla:

-Mi súper heroína. Estoy ardiendo.

-Creo que me pongo más cachondo en tus días fértiles. Te huelo, nena.

Pero su mujer pasa de él.

Tom no miente pese a su estilo relamido y teatral, con su aire pulcro y educado, demasiado pulido y nada masculino. En realidad el dulce y torpe y zangolotino Greg lo trata mucho mejor que su fría arpía mujer.

Puedes ver “Succession” en HBO.

Tom sale del armario en Succession.

Si te ha gustado el post, compártelo. Te lo agradezco porque me ayudas mucho.

Si quieres saber más de mí, curiosea mi Twitter.

Leave a Reply

WordPress.com.

%d bloggers like this: