«La hija»: las perversas buenas intenciones maternales


«La hija» es la mejor película española estrenada este año en las plataformas digitales. Original y muy muy personal thriller de Martín Cuenca que juega con nuestra inteligencia y nuestras expectativas. En realidad, «La hija» se basa en una idea diferente para escribir una película tratando, con osadía y desasosiego, la maternidad enfermiza, ansiosa de una pareja con dinero como argumento de un thriller.

La historia de la película huye como de la peste de tópicos e historias trilladas de nuestro cine patrio. Martín Cuenca sabe crear y administrar la intriga y no apuesta por buenos y malos sino por personas que han dejado de fijar la mirada. Un consejo: hay que llegar sabiendo lo menos posible.

El infierno está empedrado de buenas intenciones. La hija explora el lado peligroso de la maternidad, la locura de una mujer y un hombre por tener un hijo, son buena gente, quieren ayudar a Irene, la madre adolescente que tiene problemas y gordos, pero la manipulación enfermiza, inteligente, la astucia adulta de Javier y Adela te ponen los pelos como escarpias.

La película cuenta la historia de Adela y Javier que viven en la montaña y acogen a una menor que ha perdido el rumbo de su vida.

Martín Cuenca nos incomoda, nos hace latir el corazón en el vientre, desde la contención emocional, la sujeción, en una película llena de elipsis de guion que el espectador tiene que completar en su cabeza, rellenar huecos, hilar, relacionar, metiéndonos en un barro farragoso donde nos enfrentamos a una tensión interna creciente con muy pocos elementos narrativos. Es una película barata de hacer pero súper eficaz narrativamente. Por momentos, duele verla.

Pocos elementos: Tres soberbios actores, una localización principal, montaña y casa, y un guión muy cerebral.

El precio por lo que deseas

La película se centra en el precio que hay que pagar por lo que se desea, en la locura, en cómo los pactos de pareja aislada y encerrada pueden llegar a un extremo inhumano. Habla la vulnerabilidad de los más débiles, ese despectivo «podrás tener más hijos», que se le suelta Javier a Irene.

«La hija» es una narración muy intrigante sobre el abuso de poder y los límites éticos en la obsesión de tener un hijo. Mi hija, dice Irene, nuestra hija, dicen Javier e Irene. Nos hemos arriesgado mucho para ayudarte, dice Adela. Ya lo hemos hablado, ibas a abortar o te iban a quitar el niño los servicios sociales, dice Javier.

Escalofriante y claustrofóbica historia de suspense de gente corriente, insisto, Javier y Adela no son malos ni buenos. Tienen la complejidad, las contradicciones de la gente en la vida real. Es cierto también que Martín Cuenca juega con la locura de Irene y la situación extrema de desprotección de Irene. ¿Qué pasa en los centros de menores?

In media res

La primera secuencia que abre la película es profundamente misteriosa e intrigante, y es esa intriga creciente la que atrapa la atención del espectador desde el minuto en una historia muy pensada, muy elaborada, una jugada donde ningún detalle se deja al azar.

Deslumbrante.

Martin Cuenca no es que cuente in media res (expresión latina que significa empezar a contar desde el medio de una historia) sino que elige un momento más tardío en la narración. Irene se ha escapado del centro de menores en el que está recluída, Javier es su profesor, y atraviesa una montaña hasta llegar al casoplón en el que viven Javier y Adela en el corazón del monte.

-¿Has hecho todo lo que te dije?-pregunta Javier.
-Sí, maestro-responde Irene.
-¿Has tirado el móvil?

La adolescente asiente y se sube al 4×4 de Javier.

Martín Cuenca buscó a la actriz protagonista por toda España. Es Irene Virgüez.


La historia que se plantea como un thriller es un drama íntimo y eso es un acierto. Os recomiendo «La hija» de todo corazón. La puedes ver en Movistar +.

Si te ha gustado el post, cómpartelo con alguien que pueda disfrutar con él. Te lo agradezco.

Categorías: alégrame el día. Las mejores citas de cine., guion de cineEtiquetas: , , , , ,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: