“Habitación 301”: desasosiego en un hotel de Grecia

Horror en el paraíso

Últimamente estoy enganchada a las series finesas. Hay algo de Finlandia que me atrae como un sueño envenenando. Es un sentimiento malsano que asocio a una desesperación silenciosa que gravita también en sus series, como sucede en “Habitación 301”.

El tema de “Habitación 301” es la culpa, cómo la culpa destruye a los personajes, cómo la culpa los corroe por dentro, cómo la culpa acaba con sus relaciones, felicidad y sosiego.

Es una serie inquietante. “Habitación 301” nos habla de cómo una familia que lo tiene todo, estatus, belleza, hijos, dinero, aunque el alcoholismo de Sepo, el hijo mayor, distorsione esa situación de vida ideal, lo pierde todo en un solo segundo. Porque todo cambia, todo se pierde, durante una celebración de MidSommer para los Kurtis. Horror en el paraíso.

De repente, la pesadilla de cualquier padre, de cualquier madre, por culpa de un tonto descuido, se hace realidad. Te rompe el corazón lo que le sucede al pequeño Tommi.

Horror en el paraíso

Verano de 2007. La familia Kurttis sufre una tragedia durante sus vacaciones anuales en una cabaña. Tommi, su hijo de dos años, muere de un disparo. Elías, un vecino adolescente, es culpado de la muerte del niño. Doce años más tarde, en el verano de 2019, el abuelo recibe una carta misteriosa y amenazante que despierta las sospechas sobre la muerte de Tommi. En el resort griego donde están disfrutando de sus vacaciones, encuentran a un hombre que se parece a Elías, que se aloja en la habitación 301. ¿Es realmente Elías? ¿Ha venido a tomar represalias contra la familia?

Sundance TV evita pescar series en los vastos caladeros del mercado audiovisual anglosajón y se dedica a profundizar en los mercados de otros países europeos, cuestión que agradezco porque me abre los ojos a otras realidades, a otras ficciones, al ‘nordic noir’ que tanto me hacen disfrutar en estas calurosísimas tardes de julio en Madrid.

En “Habitación 301” importa más el desarrollo de los personajes que la propia acción. Es un drama espeso, que no hace concesiones, que nos sume en una desesperación silenciosa y angustiosa porque nos identificamos con esa familia disfuncional a la que el destino la sitúa frente a un tragedia.

horror-en-el-paraiso

Es horrible revivir el peor momento de tu vida, el suceso más escalofriante del que nunca te recuperaraste, doce años después durante un verano maldito en el que no hay un segundo para el sosiego.

Es horrible volver a sentir una culpa de la que jamás te has librado porque hace años te emborrachaste una tarde y descuidaste a tu hijo de dos años, con consecuencias trágicas.

Horror en el paraíso.

Puedes ver “Habitación 301” en Sundance TV.

Horror en el paraíso.

Si te ha gustado el post, compártelo. Te lo agradezco porque me ayudas mucho.

Nuria Verde. Horror en el paraíso

Si quieres saber más de mí, curiosea mi Twitter.

Leave a Reply

WordPress.com.

%d bloggers like this: