el misterio más impactante de Atapuerca

Sinopsis

A Miriam Sinaloa, una estudiante de 16 años que visita el yacimiento de Atapuerca, la asesinan dentro de la Sima de los Huesos. Es el misterio más impactante de Atapuerca.

La inspectora Luisa Baeza dirige la investigación del asesinato de la adolescente mientras se enfrenta a una profunda crisis personal y se obsesiona con un caso en el que busca una redención.

Hay secretos que no puedes enterrar para siempre.

Capítulo 64

Marco estaba con una resaca impresionante, le dolía mucho la cabeza. Tenía todo el rato sed. Se había deshidratado. Lo peor era la sequedad de la boca, el sabor agrio, todo el tabaco que había fumado la noche anterior le venía en forma de náuseas frías en el estómago y la garganta. Sentía el cerebro como si flotara en un líquido ardiente, rojo, nauseabundo.

No había hecho bien al hablar de esa web a Miriam. Él quería a Miriam. Bueno, no sabía si la quería, pero a las chicas había que emborracharlas y decirles que las querías si te las querías follar. Coño, sí, sí la quería. Nunca había tenido a una chica como Miriam.

Su madre también estaba buena. Buenas tetas, pelo pelirrojo, caderas y esa forma de andar de tía cañón, de tía elegante y sexy, contoneándose al caminar, pero sin parecer forzado, no, en ella era natural. Imantaba la mirada de los hombres. Era guapa. También era la profe de Literatura en el instituto. A Marco le ponía mucho y se había imaginado millones de veces, tras sus párpados cerrados, montándola, ella susurrándole que follaba muy bien, mientras Marco se masturbaba en la silenciosa oscuridad de su habitación. En el salón sus padres veían series de Movistar+: Hernán Cortés, Los Medici, The Crown. Sus padres eran unos fanáticos de las series históricas. A él no le gustaban una mierda. Nunca podía ver la tele con ellos porque no le dejaban decidir qué ver. Marco se ponía de los nervios.

 el misterio más impactante de Atapuerca.

Cuando vio aparecer a la madre de Miriam, Marco se empequeñeció sentado en el banco desde donde veía la catedral. Carla avanzaba por la vereda en penumbra del parque, flanqueada por chopos de troncos grises, hojas muy verdes, luminosas, que absorbían la última luz líquida de la tarde.

Pronto iba a anochecer. El atardecer se dilataba en un cielo cruzado por jirones de nubes naranjas y rosas. Burgos se apagaba, letárgico, apacible y provinciano. Allí nunca pasaba nada, excepto los rollos de Atapuerca. Marco en cuanto tuviera pasta se largaba a Madrid cagando leches. El adolescente odiaba Atapuerca. Asociaba el yacimiento al éxito y a lo intelectual, dos aspectos de la vida de los que él se sentía excluido. Aunque no lo admitiría ni aunque le torturaran con descargas eléctricas, Marco tenía complejo de tonto. Le costaba concentrarse. Le costaba leer cualquier cosa, y escribir ya ni te cuento. Le costaba un mundo sentarse quieto en una silla y focalizar su atención en un libro de texto. Pero Marco lo ocultaba muy bien. Decía que no le interesaban los estudios. Su padre, Germán, que trabajaba como profesor del Museo de Evolución Humana y en Atapuerca, en el Mirador, buscando neandertales, ya había tirado la toalla con él. Pero Marco estaba muerto de miedo, temía que alguien descubriera que él era estúpido, que no sabía hacer la O con un canuto, como decía su padre, que acabaría en el camión de la basura, como añadía después de tres copas de whisky. Miriam no, Miriam iba para ingeniera. Ella era una triunfadora, él era un perdedor. Eso se sabía desde la línea de salida.

Carla se sienta a su lado. No le mira.

—Quiero que dejes a mi hija en paz —dice.

—No me gusta que nadie me diga lo que tengo que hacer.

Carla le tiende un sobre cerrado a Marco.

—Hay diez mil euros.

Se hace un silencio muy tenso entre los dos.

—¿Vas a cortar con mi hija ahora?

Nuria Verde. 
 el misterio más impactante de Atapuerca.

Si te ha gustado el capítulo, compártelo con alguien que creas que lo disfrutará. Te estoy muy agradecida. Me ayudas mucho.

Es el misterio más impactante de Atapuerca.

Si quieres conseguir la novela “Los crímenes de Atapuerca” pincha aquí.

Si quieres curiosear más sobre mí, échale un vistazo a mi Twitter.

Leave a Reply

WordPress.com.

%d bloggers like this: