Poemas de amor. “Éramos el cardumen”

Éramos el cardumen

Éramos el cardumen

de los sueños arbolados con buril

y mañanas ensimismadas. 

Cómo se pasa el tiempo, Dios mío 

Y ahora me pierdo en la vigilia de tu corazón,

y oigo tu voz rota de ilusión

mientras hay un terremoto 

de nueve puntos en la escala de Richter. 

Si te ha gustado el poema, compártelo con alguien que creas que lo disfrutará. Te estoy muy agradecida. Me ayudas mucho.

Si quieres curiosear más sobre mí, échale un vistazo a mi Twitter.

Leave a Reply

WordPress.com.

%d bloggers like this: