El éxtasis absoluto de ver “Perdición”, un clásico que ya tenías que haber visto

Hace quince años me obsesioné con la película “Perdición”. Mi amistad con Daniela Fejerman, directora de cine, que era también guionista y profesora de guion de largometraje en la SGAE, propició absorberme en esta película de Billy Wilder, y comentarla de arriba abajo con ella, con la minuciosidad de las fanáticas: cómo estaba construida la historia, cómo giraba el personaje de Barbara Stanwyck, los detalles sublimes del guion. “Perdición” fue una película que me marcó aunque no la vi en el cine sino en un DVD pirata que el hermano de Gonzalo me consiguió.

En el libro “Conversaciones con Billy Wilder” que versa de las entrevistas que le hace Cameron Crowe al nonagenario director de “Con faldas y a lo loco”, Billy habla de un agujero de guion que tiene “Perdición”, pero que es necesario para que le encajaran las piezas. En una secuencia de la película Fred MacMurray se esconde tras la puerta abierta del piso de Bárbara Stanwyck, en el hueco entre la pared y la puerta, pero en realidad las puertas se abren hacia dentro y no hacia fuera. Consuela mucho que Wilder recurriera a algún agujero de guion porque “nadie es perfecto”, ja, ja, ja.

En la ciudad de Los Angeles un agente de una compañía de seguros (Fred MacMurray) y una cliente (Bárbara Stanwyck) traman asesinar al marido de esta última para así cobrar un cuantioso y falso seguro de accidentes. Todo se complica cuando entra en acción Barton Keyes (Edward G. Robinson), investigador de la empresa de seguros.

Por supuesto, Bárbara Stanwyck es una ‘femme fatale’ genial, imperial. Como si se hubiera creado el estereotipo para que ella lo encarnase.

Sordidez y pasión, un clásico del cine negro que orientó el código visual del género. Poneros un Gimlet, daros un baño caliente y a disfrutar de Perdición” a sorbos breves y espaciados, aquí en blog “Serietelevision.com”

“Yo maté a Drietrichson. Yo, Walter Neff, vendedor de seguros, 25 años, soltero, sin cicatrices visibles, le maté por dinero y por una mujer. Pero no conseguí ni el dinero ni a la mujer…”

Suele pasar, Walter

Fred McMurry da el tipo como nadie en “Perdición”

Primera parte “Perdición”
Segunda parte.
Tercera parte.
Cuarta parte.

Leave a Reply

WordPress.com.

%d bloggers like this: