Tag Archives: a dos metros bajo tierra

El pitch. La venta directa

Fragmento extraído de Cómo crear una serie de televisión (Ediciones T&B) de Nuria Verde y Gonzalo Toledano.

Acabamos de escribir el título de la serie y hemos pasado a la siguiente hoja. De nueve el terror nos invade. Frente a nosotros, resplandece, amenazador, otro maldito folio en blanco. Y ahora qué? ¿Qué hacemos? ¿Qué escribimos?

Vender la serie en una línea

Ha llegado la hora de vender la serie en una línea, ponernos en plan Don Draper y redactar un slogan que atraiga y capte la atención de quien lea nuestra biblia, una frase apetecible que haga muy muy atractiva nuestra serie. ¿Seremos capaces?

Yo creo que sí y sino invoquemos a Melpómene y Talía, nuestras musas favoritas, para que nos echen una mano.

El segundo folio de nuestra biblia está dedicado a lo que técnicamente en inglés se llama “pitch”.

Donde la verdad, miente

Pitch de Mad Men

Cuando el alcohol era ilegal, los ilegales se convirtieron en reyes.

Broadwalk Empire.

La familia redefinida.

Los Soprano.

Cada día que pasas sobre la tierra es un buen día

A dos metros bajo tierra

Todas las cosas, todas las personas, todos los lugares tienen su final.

A dos metros bajo tierra.

El invierno se acerca.

Juego de tronos

El pitch es la idea y la premisa de la serie contada brevemente, que puede ser más de una línea, se trata de un minuto, lo máximo que nos escucharán si tenemos un reunión, vender nuestra serie. Se trata de encender un pequeña brasa que más adelante nos permita encender una hoguera.

En el mundo audiovisual, es imprescindible sintetizar tu trabajo con un pitch atractivo que seduzca al comprador. El tiempo es oro. Cuantas veces oímos en boca de productores y ejecutivos: Vale, vale, está muy bien eso que dices, pero déjate de batallitas y al grano. Concreta, resume tu serie.

Es de locos, pero a veces, en la vida, hay que afrontar situaciones comprometidas para lograr nuestros objetivos.

Condensar

El pitch es condensar nuestra serie en unas pocas líneas fáciles de leer, que den una idea por donde van los tiros de nuestra ficción. Es una tarea más propia de un publicista que de un guionista pero es lo que hay. Tenemos que hacerlo.

La publicidad afecta a la totalidad de la vida, incluso a la relaciones personales, cuando vendemos nuestro humor, inteligencia, creatividad.

Tenemos que llevar nuestra idea al punto de ebullición y lanzar un anzuelo a un ejecutivo para que éste pique el cebo. Porque el pitch no deja de ser un cebo, un reclamo.

El pitch tiene que ser corto, original, impactante y que insinúe para enganchar al lector. Se pueden utilizar todos los recursos estilísticos: onomatopeyas, aliteraciones, contrastes, rimas. Son muy utilizados los juegos de palabras que obligan a pensar al lector y por lo tanto que se quede con la idea.

Y pasamos al tercer folio de la biblia que es:

El punto de arranque.

Mercado audiovisual internacional

El hecho de analizar otras series nos ayuda a reforzar nuestra idea o nos hace más fácil el proceso de crearla. No se trata de ver A dos metros bajo tierra de Alan Ball y crear una serie en España sobre una familia dedicada al negocio de los muertos. Se trata de ver A dos metros bajo tierra y pensar que el tema de la muerte quizás podría inspirarnos una situación propia que nos ayude a crear nuestra propia serie.

Alan Ball creó A dos metros bajo tierra.

La diferencia entre copiar e inspirarse ya la conocemos todas que ya somos mayorcitas. Veamos ficción y más ficción televisiva y esperamos la inspiración.

El análisis técnico

Un punto importante a la hora de analizar las series extranjeras es saber que el contenido siempre va acompañado de un análisis técnico. Nos viene bien saber qué cadena emite determinada serie, qué audiencia tiene, cuál es la media de la cadena que la emite, ect…Se trata de comprender la serie en su propio contexto para entender mejor el producto que estamos viendo. Por ejemplo la cadena de pago HBO se caracteriza por tener un sello propio, una marca, que se posiciona al crear productos audiovisualmente totalmente distintos al resto a aquellos que ofertan las televisiones convencionales.

No es televisión, es HBO

Por esa razón sus series tratan temas controvertidos como la muerte en A dos metros bajo tierra y explotan el sexo y la violencia en Roma, Los Soprano o Deadwood.

Los creadores de Roma son John Millius, J. MacDonald y Bruno Heller.

Sin embargo, en España, cuando se han emitido A dos metros bajo tierra o El show de Larry David han tenido audiencias muy pequeñas.

Extracto de libro “Cómo crear una serie de televisión” de Gonzalo Toledano y Nuria Verde (Ediciones T&B)