Tag Archives: carey mulligan

“Promising Young Woman”: nos ha pasado a ti y a mí o nos podría haber pasado a ti y a mí

Mi amiga Carmen Llano, que también es guionista, me había dicho que “Promising Young Woman” era una obra maestra pero yo no la había creído. Estábamos tomándonos un café, en la Cervecería Alemana, que está en la los subterráneos de la plaza de los Cubos mientras esperábamos que los cámaras de TVE, con los que trabajo, terminaran de montar el set para hacer una entrevistas a Carmen para el reportaje sobre mujeres guionistas que estaba preparando para mi programa “Objetivo Igualdad”.

Sin embargo, anteayer por la noche, noche de frío y cansancio, de bajón dominguero y melancolía de finitud y fin de época, me puse a ver la película.

Flipé.

Hace mucho que no había tenido un sensación de excitación que me rebullía en el estómago por el asombro que me producía un gran guion. Pero esa noche al ver “Promising young woman” volvía a sentir esa sensación de un valor incalculable.

Cassie tenía un brillante futuro por delante hasta que un desagradable incidente truncó su carrera. Ahora nada en su vida es lo que parece: es inteligente, audaz y vive una doble vida de noche. Cassie tiene la oportunidad de enmendar todo lo que no salió bien en su pasado… vengándose de los culpables.

-¿Y puedes adivinar cuál es la peor pesadilla de una mujer?, le pregunta Cassie a Alexander Monroe, el violador que violó a su amiga Nina delante de todos sus amigos.

Pero “Promising Young Woman” no es una historia de venganza o al menos no evoluciona como trama hacia una historia de venganza, sino que da un giro sorpresivo que yo no voy comentar aquí. El guion cuenta una historia con muchas capas y estratos que busca dejarnos una impronta en el alma.

Y lo consigue.

-Es profunda.

-Es real.

-Es verdadera.

Los horrores que cuenta la película nos han pasado a todas las mujeres, a ti y a mí o nos podrían pasar. Pero son una realidad, no son ciencia ficción.

Que levante la mano quien no se haya visto en una situación de acoso sexual, cuando no violación, como las que cuenta “Promising young woman”.

El guion huele a verdad, una verdad incómoda que apesta a dolor y desolación, en las relaciones de violencia entre los hombres y las mujeres. No, no es sexo, no, no es consentido, todos esas violaciones de tipos de una noche que se aprovechan de mujeres borrachas que no saben ni lo que pasa ni lo que hacen no son actos sexuales consentidos.

Todas las cosas que dicen los tíos de la película me suenan muy familiares y las habrá oído una mujer sólo por ser el hecho de ser mujer:

-Éramos niños. Era una fiesta.

-O vamos a ella le gustaba.

-Nunca me dijo que no.

-Era otro tiempo.

Se merecía el Óscar a mejor película

“Promising Young Woman” es el guion más inteligente con el que me he encontrado en los últimos tiempos.

He visto quien ganó el Oscar a mejor película ese año. Vale “Nomadland”, que me encantó y se lo merece sí, pero más se lo merece “Promising Young Woman” porque arriesga más desde la ironía y el humor negro, desde el dolor de la culpa y la vergüenza.

Lo que me cuenta este guion me afecta más, resuena más, quizás porque tengo la edad que tengo y me siento totalmente identificada con Cassie, la protagonista, interpretada de diez por Mulligan, a la altura de Frances McDormand, no diré que mejor pero sí a la altura. ¿Pero cómo iba a ganar el Óscar a mejor actriz?

Genial porque es impredicible

Genial porque el final no te lo esperas, genial porque la historias de amor no triunfa, en la vida pocas lo hacen para qué vamos a engañarnos, genial porque el chico no acude a salvar a la chica, en la vida real tampoco pasa, genial porque la historia es impredecible. La guionista escribe en contra de las expectativas de la espectadora. Genial porque el final no es feliz sino agridulce. Genial porque el guion huele a verdad, ojala se hubiera hecho una película así en los años ochenta, en la época pre “Me too”, en vez de tanto “Pretty Woman”.

-Lectoras, hay que verla.

Puedes ver “Promising young woman” en Movistar +.

¿Te ha gustado el post? Gracias por compartir. Me ayudas mucho, de verdad.

“Collateral”: la crónica de una sociedad desintegrada

“Collateral” es una serie dramática, que tiene cuatro episodios, producida por BBC Two, creada y escrita por David Hare y dirigida por S.J. Clarksson. Hare nos cuenta la historia del asesinato de un repartidor de pizzas iraquí en el Londres actual, y cómo ese suceso afecta a los múltiples personajes de la serie. Carey Mulligan es Kip Glaspie, la inspectora que investiga el asesinato que es representativo de lo que pasa en la sociedad inglesa actual.

Hablar de David Hare son palabras mayores. Hare es un reputado dramaturgo desde la década de los 60, pertenece a la generación de los jóvenes airados que cuestionaron las costumbres sociales de la Inglaterra de esa época. En el National Theatre se han puesto en escena 16 obras suyas, incluyendo una trilogía sobre la Ley, la Iglesia y el Partido Laborista. Casi nadie al aparato. En cine Hare es conocido por ser el autor del guion de la película “Las horas”, que a mí me pareció brutal. El libro homónimo de Michael Cunningham era muy literario, muy difícil de adaptar a la gran pantalla, con esas tres historias cruzadas de tres personajes: su madre, Virginia Woolf y Miss Dalloway en la actualidad en Nueva York pero Hare supo sacarle todo el jugo a la historia, sin perder su evocación melancólica sobre la cantidad de horas que hay que pasar en la vida, el tiempo que hay que remar, el peso de las horas, eso es lo más difícil al vivir. Hare también habla de depresión, creación y suicidio en un guion maravilloso que hila tres momentos diferentes del siglo XX. .

En “Collateral”, David Hare retrata Londres y una sociedad inglesa desintegrada e inquietante, donde las instituciones (El Ejército, sobre todo) están corrompidas por intereses espurios y económicos, una sociedad infeliz, donde los refugiados se buscan la vida como pueden, asustados y con miedo, mientras mandos del ejército hacen negocio con ellos, con personajes en crisis: la jefa de la pizzeria, con una madre enferma, una joven capitán con estrés postraumático después de ver morir a su compañera por una bomba, un político laborista que no supera un divorcio desgraciado, y una cura mujer lesbiana que tiene como novia a una inmigrante china, con peligro de repatriación. El asesinato del repartido de pizzas expande su onda explosiva y liga a todos los personajes en una urdida conspiración que demuestra la enfermedad de la sociedad británica.

David Hare empezó a hacerse un nombre como dramaturgo en 1970, con su obra de teatro Slag.
Carey Mulligan interpreta a la inspectora Glaspie encarga de investigar el asesinato de un repartido de pizzas.

“Collateral” es desasosegante, inquietante, oscura, y nos habla de una sociedad desestructurada, familias disfuncionales, instituciones corruptas (cómo es la violación del mando a la joven capitana y cómo no puede pararla ni denunciarla) en un ambiente de desolación moral que gravita sobre las dos mujeres protagonistas más honestas: la inspectora Glaspie y la capitana Sandrine, interpretada por la excelente Jeany Spark.

Un tapiz de historias en torno a un asesinato cuya historia no se basa en responder a la pregunta: ¿quién lo hizo? porque desde el primer episodio de 50 minutos ya sabemos quién lo hizo, sino que se basa en urdir un tratado sobre el estado de la nación, en este caso, Gran Bretaña y sus conflictos intestinos.

“Collateral” no tendrá una segunda temporada. Una pena.

La serie no está obsesionada con los elementos del thriller, muy al contrario, al estilo de Hare, es más bien una reflexión sobre la Gran Bretaña de hoy en día, de un interés y complejidad superiores al de otras series de televisión más convencionales.

Puedes ver “Collateral” en Netflix.