Tag Archives: couple's therapy

“Terapia de parejas”: la humanidad de la doctora Guralnik


“Terapia de parejas”: la humanidad de la doctora Guralnik. Guralnik, la psiquiatra y psicóloga de “Terapia de parejas” es un ser humano excepcional. Lo demuestra, no solo en el autentico deseo de ayudar a sus pacientes, sino también en la comprensión y aceptación de ellos como seres humanos.

-Sólo di lo que sientes. No te juzgo-dice Guralnik.

¡Ah qué maravilloso es el no juicio! Que liberación. Me acuerdo cuando iba a mi sesión con mi psicóloga Lucía Boto, de Alava Reyes, y percibía la misma ausencia de juicio en su persona, esa escucha activa e incondicional. Era como si Lucía me abriera, con su mirada, una espita en mi cerebro por la que salían mis miedos y angustias, salía esa oscura noche del alma por la que estaba pasando.

En Orna Guralnik vuelvo a reencontrarme con Lucía Boto, mi psicólogo, y me siento abierta, abierta a la vida, al dolor y la gloria, abierta al mundo, a lo que significa ser humana, abierta a ese tránsito por picos y valles mientras dure el viaje por esta tierra.

La doctora Guralnik dice a la doctora Goldner, la terapeuta que la revista a ella, eh, estamos en Nueva York, en un mundo judío muy cercano a Woody Allen, el único lugar parecido es Buenos Aires, donde tienen una barrio que se llama “Villa Freud”. Tan argentino. Tan…

De hecho, Orna cuenta que se siente cercana con sus pacientes, que también se encuentra al ‘otro lado’ porque ella ha pasado por situaciones muy parecidas, ha vivido sitaciones si no iguales al menos muy próximas. -Claro que los entiendo-dice Orna a Virginia que asiente, comprensiva. Otro personaje fascinante y sabio.

La doctora Guralnik tiene sesiones terapeúticas con sus pacientes que en realidad son experiencias de humanidad compartida, en las que desfilan miedos y deseos ocultos, arrepentimientos y culpas, frustraciones y enfados, amores y desamores.

La solución para que una pareja supere su crisis sentimental la resume Orna Guralink cuando dice:

-Las personas quieren cambiar a su pareja, pero mi experiencia me dice que sólo aquel o aquella que, por un esfuerzo supremo y un acto de amor al otro, se cambia sí mismo, se supera personalmente, logra superar la crisis de pareja. He visto muchas superaciones de mis pacientes. Nunca puedes cambiar al otro, pero siempre puedes cambiarte a ti mismo.

-Lo que van a pedirme es que cambie a sus pareja. Pero no es así como va-dice Guralnik.

Es verdad. Una verdad como una catedral. Una verdad como un piano.

No puedes cambiar a otro, sólo puedes cambiarte a ti mismo

Doctora Guralnik

En la segunda temporada de “Terapia de parejas” nos vamos al confinamiento por la Covid 19, lo cual me da alta pereza porque me recuerda a mí misma encerrada en casa con mi marido Gonzalo, y mi hijo Gonzalo jr, al principio feliz por estar en casa porque estaba pasando un infierno en la oficina, luego mordida por la incertitdumbre, dando saltos en el vacío, sin saber lo que iba a pasar orque la vida era como vivir dentro de una película de terror de serie B. El apocalipsis estaba pasando en vivo en la calle y se colaba por la voz de los locutores del Telediario

También me da un poco de bajón porque las parejas de la segunda temporada no me gustan tanto como las de la primera, qué pena. Sobre todo la formada por Trey, pobre hombre, y su frívola mujer, Lana, qué pesadilla estar casado con alguien que te considera débil porque has perdido tu trabajo.

Por suerte la pareja de gays consigue levantar el reality más fascinante y auténtico de la televisión.

Y como yo estoy enganchada a la personalidad, humanidad, y sabiduría de la doctora Guralnik, poco a poco me voy relajando y olvidando tanta videoconferencia por Zoom y esas imágenes desoladoras de calles vacías y ancianos enfermos, ese recuerdo tan vívido de una pandemia que nos afectó a todos y que nadie, absolutamiente nadie, vio venir.

“Terapia de parejas” es una acercamiento directo, sensible, y humano a los conflictos y crisis de varias parejas que están pasando un mal momento, En laserie documental, nos asomamos a la intimidad de varios matrimonios, a sus recovecos más profundos, sin escarbar en el morbo o en el amarillismo.

¡Qué alivio!

Lo mejor de esta serie documental de Showtime que puedes ver en Movistar + es la doctora Orna Guralnik. ¿No la conoces? Si la escuchas, descubriras a alguien fuera de lo común, que te puede enseñar mucho sobre…terapia de parejas.

Si te ha gustado el post, compártelo con alguien que creas que lo disfrutará. Te estoy muy agradecida. Me ayudas mucho.

Si quieres saber más de mí, curiosea mi Twitter.

“Terapia de parejas”: Tashira y Dru

La pareja que forman Tashira y Dru está en crisis. Bienvenidos al club. Ambos son víctimas de su pasado. Tashira sufre un síndrome clásico: el miedo al abandono. De niña, su padre, un tipo violento que pegaba a su madre aunque nunca nos puso una mano encima a nosotras, dice Tashira refiriéndose a su hermana y a ella, la abandonó. Más tarde, Tashira tuvo a un padrastro que era majo pero también se largó. La historia de amor de Tashira y Dru.

Según ella misma cuenta a la doctora Guralnik: no quiero hacerme muchas ilusiones con Dru.

-¿Sobre qué?

-Sobre que nuestra relación vaya a durar para siempre. Porque luego si él se marcha, lo pasaré fatal.

-Estás lidiando con tu pasado, que te influye con la relación con Dru- dice la terapeuta Guralnik.

A continuación Orna Guralnik le hace la pregunta del millón a Tashira:

-¿Qué hace para ti que una relación dure?

Ella se lo piensa y por fin dice que la comprensión del otro, la paciencia, ponerse en el lugar de tu pareja. Y continuación Tashira suelta:

-Justo lo que yo no hago con Dru. A veces pienso si no lo estaré alejando de mí, haciendo todo lo posible para que me deje. Dru es un hombre bueno.

La doctora Guralnik la escucha, con sus cinco sentidos, y asiente, con una comprensión infinita, con una escucha balsámica que hace que las parejas dolientes se abran como pacíficos delante de ella, lloren, y confiesen lo que les angustia, comprendan y luego acepten lo que tengan que aceptar como parte del proceso de curación.

Esta psicóloga, experta en hacer terapia de pareja, es una joya. Yo hago terapia con ella y absorbo cada detalle que dice para incorporarlo a mi propia vida personal. Una cosa que dice Guralnik y se me ha quedado grabada es que las discusiones sobre si una tiene razón o el otro tiene razón no van a ninguna parte. Otra cosa que también dice y me lo apunto Orna, es que no reaccionemos al enfado de nuestra pareja, sino que hablemos las cosas cuando ya la tormenta haya pasado.

Pero la perla de sabiduría más preciosa que me ha regalado Guralnik es que aunque creamos que tenemos un conflicto con nuestra pareja, muchas veces el conflicto es con nuestros propios problemas, con las zonas bloqueadas de nuestro propio ser.

Orna Guralnick también se muestra vulnerable con su propia terapeuta, Virginia Goldner, le dice que quiere ayudar a Tashira y Dru, pero a veces no sabe si lo está haciendo bien. Virginia le dice que no está en su mano arreglar la crisis de una pareja, sino detectar las áreas en las que la pareja puede trabajar y sugerírselo.

Tashira y Dru se quieren pero quieren quererse mejor, amarse de forma más sana y feliz. Juntos emprenden un camino sin retorno cuando van a terapia de pareja con la doctora Orna Guralnik.
Dru se siente como un fantasma en la casa que comparte con Tashira y sus hijos.

Dru y Tashira llevaban poco tiempo saliendo juntos cuando ella se quedó embarazada. Decidieron tener el niño y Dru se mudó a casa de Tashira aunque ella no estaba muy convencida.

Ahora él dice que duerme con el hijo mayor (de otro padre) de Tashira mientras ella duerme en la habitación de matrimonio,con su hijo pequeño, que no le hace caso, que le trata como si él molestara en casa, que le mina su autoridad delante de su hijo mayor, y que nunca tiene ganas de acostarse con él. Sobre este último punto, el del sexo, Dru es honesto y dice que se siente inseguro con su físico porque está gordo, y que la actitud de Tashira le hace sentirse aún más inseguro porque Dru tiene la sensación de que no la atrae. Vamos, que Dru se siente un intruso dentro de su propia casa.

Guralnik pregunta a Tashira al respecto y ésta dice que es verdad, que está acostumbrada a vivir sola, a ser independiente, a valerse sin la ayuda de un hombre, y de todas formas, no quiere ilusionarse mucho con Dru porque se va a marchar en cuanto pueda.

Dru resopla y mira el techo.

Puedes ver “Terapia de parejas” en Movistar +.

Si te ha gustado el post, compártelo. Te lo agradezco porque me ayudas mucho.

La historia de amor de Tashira y Dru.

Si quieres saber más de mí, curiosea mi Twitter.