Tag Archives: estrenos movistar

Los agujeros de guion de “Rapa”

Los que me conocéis o habéis seguido mi blog “Cómo crear una serie de televisión” sabéis mi afición por detectar los agujeros de guion de una serie o película, esas incongruencias en la trama, esos pasos forzados para que todo encaje en la historia, ese rábano cógido por las hojas para conseguir llegar a un objetivo, esos detalles metidos con calzador, esos renglones torcidos del guionista aka dios en la obra que crea, el demiurgo de un universo cuyos contornos define él o ella.

Vamos a ello. Antes de meter las manos en harina, doy un aviso a navegantes: en este post hay spoilers. Es imposible analizar y explicar los agujeros del guion de una serie sin desmenuzar elementos de sus tramas.

No sigas leyendo si huyes de los spoilers como de la viruela del mono. Quien avisa no es traidora.

Empezamos con los agujeros de guion de “Rapa”, ojo, una serie que me ha gustado mucho. Los creadores no tienen la culpa de que yo sea una friqui maniática del análisis del guion de serie.

Os recuerdo la historia de “Rapa”: Sierra de la Capelada, en Galicia. Una tierra antigua, de altos acantilados sobre el mar, donde los caballos viven libres. Salvo un día: el de la “rapa das bestas”. Una tradición que sintetiza lo bello y lo salvaje de un territorio por lo general tranquilo, pero que resulta ser ahora el escenario de un crimen. Buscar al asesino de Amparo Seoane, la alcaldesa de la localidad, será el objetivo común de Tomás, un profesor frustrado, y de Maite, una sargento de la guardia civil.

Más agujeros que un queso gruyere

La Guardia Civil descarta como sospechoso del crimen de Amparo Seoane muy rápido a Tomás, a pesar de que es el hombre que ha encontrado el cadáver de Amparo, además su coartada es débil.

La serie no juega la carta de averiguar quién es el asesino ni la carta del caso detectivesco, sino a alumbrar los claoscuros de las almas humanas, vidas tronzadas por diferentes causas de los protagonistas que tienen cuentas perdidas con un pasado inclemente y cruel.

En “Rapa” no hay buenos ni malos si exceptuamos al personaje de Darío, que es malo sin matices, pero el resto de los personajes es gente normal, con sus virtudes y defectos, con sus cargas del pasado y pérdidas de ilusiones frente al futuro.

Muy pronto sabemos que Norma, la fisioterapeuta, es la asesina. Pero cuando la interroga Maite, la sargento de la Guardia Civil, Norma da una coartada que es mentira, muy fácil de comprobar, sobre el por qué pasó el día del asesinato su coche por la zona donde se asesinó a Amparo Seoane. Norma miente pero ha tenido tiempo para elaborar una coartada mejor, que iba a dar un paseo por el monte, por ejemplo. Norma es una mujer muy inteligente y capaz. Esa mentira tan fácil de averiguar, que dio una sesión de fisio a un vecino cercano a la zona del asesinato, no es digna de ella.

Hasta que la Guadia Civil interroga a Norma pasa tiempo. ¿No ha tenido tiempo de pensar nada? Aunque solo sea que estaba dando una vuelta. Si la Guardia Civil te pilla en una mentira, sospecha de ti.

Un error de Norma. Un agujero de guion para lograr un objetivo en la historia necesario para la trama: que la Guardia Civil sospeche de Norma como asesina de Amparo Seoane.

¡Elemental, querido Watson!

A continuación, Norma limpia los bajos de su coche con lejía, cuando es bien sabido que la lejía no hace desaparecerr la sangre. Pero la científica no encuentra nada. ¿No le hacen un análisis forense al coche blanco (tal y como dijo Tomás) de la principal sospechosa de una asesinato?

Raro, raro. Rarísimo.

Vale. Otro agujerito más.

Pero, luego, Norma, se lleva la pesa con la que ha asesinado a Amparo a su consulta. La Guardia Civil hace un registro con una orden judicial de su consulta de fisioterapia pero no requisa las pesas. ¿Son lerdos? ¿Poli lerdos que no requisan un posible objeto de ataque a Amparo Seoane cuando según la autopsia, se la mató con un objeto pesado como un martillo, una barra de hierro…o ¿una pesa? Siendo Norma la principal sospechosa y siendo el principal objetivo de la Guardia Civil encontrar el arma homicida del asesinato de Amparo Seaone, ¿y no se llevan las pesas? ¿Estamos locos?

Súper agujero

Agujero de guion del tamaño del mar de la tranquilidad de la Luna. Lo siento. Agujerazo negro. Agujero tamaño cráter, ay petones guionistas. Qué petes.

Seguimos con mi análisis inmisericorde de esta poronga infinita que son los agujero de guion. Más madera, perra motociclona.

Allá voy. Abrocharos el cinturón, que vienen curvas, amigas.

Cráter de guion

Antes de disecciónar el siguiente agujero de guion de “Rapa” quiero decir que es excelente la actriz que interpreta a Norma. Se llama Lucía Veiga y se merece una papel protagónico ya, qué delicia de interpretación con la que Lucía Veiga consigue el logro inconmensurable de que empaticemos con ella y con sus motivaciones.

Norma es un personaje siempre humano, con carácter y corazón ardientes y abiertos de par en par, quiere a su amiga y desea protegerla, no queremos que la cojan, no queremos que la metan en la cárcel y se pudra en prisión. Hay un empoderamiento en Norma, un dignidad seca frente a los injusticia de los poderosos que se encarnan con su desprecio absoulto y sus tejemanejes al margen de la ley en el personaje de Amparo Seoane y Darío, ese en versión frustrado mequetrefe en el trabajo que lo paga con su mujer en casa.

A ver: el siguiente agujero de guion es grande, gigante, inmenso, pantagruélico.

Cuando Norma se fabrica a sí misma una coartada para salvarse cuando va a matar a Dario, va al cine en Ferrol, se mete en una película larga de tres horas, sabedora de que la están grabando las cámaras de seguridad cuando entra en la sala, se sienta, apaga el móvil, se pone una gorra, y agacha la cabeza y sale de la sala del cine, sin que la graben las cámaras de seguridad porque hay un ramal desviado a una salida de emergencia, que Norma empuja para salir a las escaleras exteriores del cine que baja para llegar al párking donde está aparcado su coche que arranca para ir a Cedeira a matar a Dario. Conduce por carreteras secundarias para que las cámaras de seguridad no graben su coche. Chica lista.

Norma mata a Dario y vuelve a la sala de cine, subiendo las escaleras exteriores con rápidez hasta llegar a la puerta de seguridad exterior que tiene una manija para abrirla como una puerta normal. Pero, yo os pregunto queridas lectoras ¿cuándo se ha visto eso? ¿Desde cuando una puerta de emergencia se abre desde fuera? Si fuera así toda la basca podría colarse impunemente en el cine con sólo subir las escaleras de fuera del centro comercial y abrir la puerta de emergecia con la manija.

¡Gran agujerazo de guion! Lo entiendo, ojo, es la única manera para hacer que Norma vuelva a la sala de cine sin ser vista y se mezcle entre los espectadores que salen de ver la película, por los pelos, porque, con gran angustia, al principio Norma cree que no ha llegado a tiempo.

Emocionalmente la trama de Norma se prende en el corazón porque va a dar su merecido a un puto maltratador de esos que siempre se van de rositas y ejercen su imperio del dolor en su casa sin que nadie diga ni haga nada.

Vale, Norma le mata, le da su merecido, bueno, se pasa un poco nuestra Norma, pero es un asesinato con un trasfondo de justicia. queridas lectoras. Empatizamos con Norma porque también sabemos cómo va a acabar su amiga Rebeca: muerta e intuimos, no sin un deje de culpabilidad, que por el bien de las mujeres que sufren violencia de género, este mundo está mejor sin un tío como Darío.

¿Qué opináis? ¿Detéctais vosotras alguna incongruencia más en el guion? ¿Hay algo que no os cuadra? ¿alguna secuencia o paso de trama que os huela a chamusquina?

Ánimo sabuesas, en cualquier serie hay agujeros de guion, algunos son más cantosos y otros menos. Pero haberlos, haylos.

Os dejo este juego abierto para que os animéis a ver “Rapa”. Un aperitivo para degustar con una cervecita. U 2.

Si te ha gustado el post, compártelo. Te lo agradezco porque me ayudas mucho.

Si quieres saber más de mí, curiosea mi twitter

“American Rust”: ejemplo de presentación de personajes

“American Rust” es una historia que se presenta en los títulos de crédito, con los planos del río de Buell amarronado, oxidado, mientras nos siguen mostrándo espacios vacíos donde habita el olvido, fábricas abandonadas y herrumbosas, calles solitarias, campos, y el color del óxido que corroe el paisaje de este pueblo de Pennsylvania. Cómo se presenta a un personaje.

Pero más eficaz resulta aún la presentación de personajes en el capítulo piloto de “American Rust”. Vemos a Jeff Daniels pesando en una balanza una pastilla machacada, y apartando un poco con una navaja, luego se toma otra pirula, esta vez entera.

La cámara se desliza por el salón de su cabaña y nos damos cuenta de que Daniels es un ex marine porque posa, en una foto, con sus compañeros con su uniforme y armas en Irak, es aficionado a la guitarra, bebe en una taza de policía y tiene problemas serios porque toma una medicación fuerte, lo suficientemente fuerte como para querer desenganchar.

Corte a:

Maura Tierney fuma fuera de una fábrica de pueblo, con sus compañeras de curro, sabemos que se toma los iboprufenos como caramelos porque le duelen las manos de tanto coser, y que su hijo tiene problemas porque cuando una compi le pregunta que tal va Billy, Grace (el personaje que interpreta Maura) responde, utilizando la técnica de la iluminación:

-Si se queda en casa y se emborracha, al menos no se mete en líos.

Corte a:

Alex Neustaedter interpeta a Billy Poe.

Billy Poe sale en chándal y con cara de hastío vital de su cabaña y se sienta en su pobre porche, mientras oye un rap en Youtube porque no tiene pasta para pagarse el Spotify mientras se abre una lata de cerveza barata. Cierra los ojos y recuerda un momento de ardiente pasión con una chica, a la que poco más tarde ponemos nombre y apellido: Lee English.

Isaac, el mejor amigo de Billy y hermano de Lee, levanta de su sillón abatible con mandos a su padre paralítico. Su padre farfulla tacos y protestas mientras se traga unas pastillas contra el dolor. Fentanilo. Droga dura porque vivir en Buell es muy duro. Un pueblo sin esperanza con gente sin esperanza enganchada a los medicamentos o las drogas en plena crisis de los opiáceos en Estados Unidos. Cómo se presenta a un personaje.

La casa no es que esté hecha un desastre es que es un desastre.

Puedes ver “American Rust” en Movistar +.

Puedes ver “American Rust” en Movistar +.

Cómo se presenta a un personaje.

Si te ha gustado el post, compártelo. Te lo agradezco porque me ayudas mucho.

“Vigil”: la historia de amor de Amy y Kirsten

La historia de Amor entre Amy y Kirsten es algo que no te esperas en “Vigil”. Amy Silva es una inspectora brillante y vulnerable, que está de duelo por la muerte de su marido. De repente le encargan investigar el asesinato de Burke, un marinero de la Armada inglesa a bordo del submarino de incógnito con armas nucleares, Vigil. La historia de amor de Amy y Kirsten.

Su enamoramiento de Kirsten, una policía de la comisaría en la que trabaja Amy Silva, es lento, cuidado, hecho de complicidades profesionales.

Un día Amy y Kirsten toman una copa juntas a la salida del trabajo y Kirsten se lanza.

La historia de amor entre Amy y Kirsten se desarrolla con pasos callados, disfrazada bajo una relación de amistad, mientras Amy investiga dentro de la claustrofóbica y hostil atmósfera del Vigil, Kirsten, agente de policía, lo hace en tierra, en Escocia, ayudando a su superior.

Lo cierto es que no tenemos pistas de su enamoramiento hasta los dos capítulos últimos de la serie. Sabemos que Amy y Kirsten son amigas y colegas en la comisaría de policía. Sabemos que Amy confía en Kirsten porque le pide que viva en su casa y cuide de su gato, y se comunique con ella en el submarino a través de un lenguaje lleno de complicidades personales (no se permite la comunicación directa entre el submarino y tierra por motivos de seguridad) Pero ignoramos que Amy y Kirsten han vivido una historia de amor y esta ha acabado porque ya no están juntas.

Kirsten es quien da el primer paso, cuando borrachas ambas se ríen y disfrutan en un reservado de un pub, besando a su jefa en un impulso ardiente y Amy cortándose, apartándose de ella en plan:

-Yo no, a mi no…

Kirsten se siente en plan tierra trágame.

Un minuto antes del beso:

-No pareces la misma. Tienes la cara tan llena de alegría-dice Kirsten, quien acto seguido se atreve, chica valiente, se atreve a lanzarse a la piscina sin saber si tiene agua.

Suranne Jones interpreta a la inpsectora Amy Silva. Rosie Leslie es Kirsten, la policía colega, que la ayuda en la investigación del asesinato de Burke dentro de un submarino inglés.
Kirsten quiere saber si Amy la quiere de verdad.

Pero la situación se reconduce y Amy y Kirsten salen otra vez juntas, bailan un lento en casa de Amy mientras se relajan y acaban en la cama juntas.

Sin embargo Amy no presenta a su hija, a su familia a Kirsten, y ésta se siente desolada por vivir una relación tan oculta. En un momento dado, la chica estalla:

-¿Es que te avergüenzas de mi?

La relación de amor se revela mediante cortos flashbacks de Amy, a medida que se transforma como personaje durante su viaje de heroína a bordo del Vigil. Allí abajo, en esa atmósfera tensa, ansiosa y hostil, Amy se da cuenta de que quiere a Kirsten y de que la ha perdido por su cobardía.

Puedes ver “Vigil” en Movistar +.

La historia de amor de Amy y Kirsten.

Si te ha gustado el post, compártelo. Te lo agradezco porque me ayudas mucho.

Si quieres curiosear más sobre mí, échale un vistazo a mi Twitter.

“American Rust”: volver a la hoguera del hogar

He vuelto a dar una oportunidad a “American Rust”. He vuelto a esta serie, tras atravesar una tormenta en la vida real, con el anhelo de volver al hogar y calentarme con un buen fuego en la cabaña de Grace. Es verdad: la trama no es apasionante, pero estoy enamorada de los personajes, de Maura Tierney que interpreta a Grace, la madre de Billy Poe, y a Jeff Daniels. “American Rust” es un caso claro de serie, en la que los personajes importan más que la trama. La serie del momento.

El imperio del dolor

Entre 2019 y 2020 murieron por sobredosis más de 83.000 personas en Estados Unidos. La crisis de los opioides está generando ganancias millonarias a las empresas farmacéuticas al tiempo que arruina la vida de millones de ciudadanos. Desde que empezó la pandemia, la situación no ha hecho más que empeorar.

La crisis de los opioides es el telón de fondo de esta serie. El tema que se esconde en “American Rust” es el fracaso y la suerte o mala suerte. Hay personas que logran salir adelante en la vida y otras no. Al final somos nosotros los que nos cavamos nuestra propia tumba, con nuestras decisiones, o si no que se lo pregunten a Billy Poe.

Maura Tierney hace lo imposible por salvar a su hijo.

“American Rust” nos cuenta una historia situada en una ciudad del cinturón obrero del suroeste de Pensilvania. El jefe de policía (Jeff Daniels) se verá obligado a decidir hasta dónde está dispuesto a llegar en su dilema entre el deber y el corazón cuando el hijo de la mujer que ama (Maura Tierney) es acusado de asesinato. La serie del momento.

Billy e Isaac son dos amigos que llevarán al extremo su amistad con graves consecuencias para ambos.

Problemas de guion

Vale, ¿que es lo que le pasa a “American Rust”? Pues que la trama principal, la de la investigación del asesinato de Novik, no avanza, se detiene cuando podría acelerar, y se oxida porque tiene el espinazo quebrado, se acelera al final y consigue cobrar un poco de emoción.

Las subtramas de “American Rust” tampoco interesan mucho: ¿qué será de Isacc? ¿En qué acabará el esfuerzo de Grace por conseguir que las trabajadoras de Gelsey se afilien a un sindicato? ¿La historia personal de Lee con su marido ? Y sin embargo amo esta serie porque me interesa por algo más de lo que cuenta.

La serie del momento

Las historias que se desarrollan en la serie están vinculadas a la adicción a los opiáceos que sufren muchos americanos y las tramas criminales que se derivan de ese enganche, de esa brutal pandemia de drogas que arrasa América.

Maura Tierney está espectacular como Grace Poe.

Aún así, doy otra oportunidad a “American Rust” porque amo a los personajes que sí están muy bien definidos e interpretados. Amo a Grace, a Del, a Billy, a Lee y a Isaac. Los personajes tienen tanta alma que quiero verlos en acción, quiero asomarme a su intimidad, y a sus pasiones y dolores, a sus sueños rotos y frustraciones. Por eso he vuelto a esa serie: para convivir durante un rato más con sus personajes.

Es cierto que “American Rust” no está a la altura de “Mare of Easttown” jugando en la misma liga, compartiendo lugar: Pennsylvania, contexto: la crisis de los opiáceos y temas: fracaso y derrumbe de pueblos y comunidades americanos. Sin embargo los personajes de “American Rust” se me hacen más cercanos, más queridos por el corazón que los de “Mare of Easttown”.

Jeff Daniels le da toda la melancolía e integridad a su personaje.

Puedes ver “American Rust” en Movistar +.

Si te ha gustado el capítulo, compártelo con alguien que creas que lo disfrutará. Te estoy muy agradecida. Me ayudas mucho.

La serie del momento.

Si quieres curiosear más sobre mí, échale un vistazo a mi Twitter.