Archivo de la etiqueta: guion

Ver gratis la película Up in the air y disfrutar un montón

Ver gratis la película Up in the air y disfrutar un montón

Jason Reitman dirigió a George Clooney en la película “Up in the aire”.  Ryan Bingham (George Clooney) lo contratan las empresas para reducir personal, porque es un experto en despedir gente. Desde hace tiempo, Ryan vive despreocupadamente viajando por todo el país. Puede llevar todo lo que necesita en una maleta con ruedas y es un miembro mimado de todos los programas de fidelización de viajeros que existen. Sin embargo, Ryan no tiene nada auténtico a lo que aferrarse. Cuando se siente atraído por una atractiva compañera de viaje (Vera Farmiga), otra viajera recalcitrante, el jefe de Ryan (Jason Bateman), animado por una joven experta en eficiencia (Anna Kendrick), amenaza con atarle a un despacho. Enfrentado a la perspectiva de ser destinado a un puesto fijo, Ryan empieza a meditar sobre lo que significaría tener un hogar de verdad. 

Los diálogos, las interpretaciones, la intención social de la historia y su originalidad alcanzan un vuelo de altura.

Sin duda, “Up in the air” es una de las grandes películas que ha hecho George Clooney.

Es una película de contrastes, oscura y divertida, banal y profunda, romántica y realista.

Refleja la crudeza laboral de los tiempos que corren, la deshumanización de nuestra sociedad en la que vivimos y sobrevivimos.

La película “Up in the air” protagonizada por George Cloony, con subtítulos en español.

Una joya rara para paladear en la tranquilidad de tu habitación, saboreando cada plano de Reitman.

Disfruta un montón.

Te deseo lo mejor, querida lectora.

Esta película me recuerda al “Turista accidental”.

El guión es de Jason Reitman y Sheldon Turner.

Nací en Madrid, en 1971. Soy licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense. Trabajo como periodista en Televisión Española. También he trabajado como guionista en diferentes series de televisión (Cuatro, Canal +, Telecinco). Así mismo, soy autora del libro Cómo crear una serie de televisión (T&B Editores, 2007) y de la novela El verdadero tercer hombre (Ediciones del Viento).

En 2010 dirigí un corto, Terapia, que fue nominado a los Premios Goya.

Si quieres curiosear más sobre mí, échale un vistazo a mi Twitter.

Y no te olvides de seguirme en Instagram.

Ver gratis Glee disfrutando mogollón

¿Es para tanto “Glee”? Desde luego, la serie arrastró a una riada de fans al delirio y se convirtió en todo un fenomeno en la historia de la televisión.

El creador es el comercial y exitoso Ryan Murphy. Está claro que “Glee” tocó una tecla en los espectadores que querían comedia, historias bonitas, ambientes juveniles y musicales.

Entonces llegó “Glee” para quedarse.

Capítulo once de la primera temporada de “Glee” con subtítulos en español.

“Glee” es una comedia de televisión, emitida por la cadena Fox.

La trama se basa en una escuela preparatoria, y los integrantes de un coro estudiantil, también conocido como Glee.

La puesta en escena es muy luminosa y de colores muy vivos, lo cual destaca por tratarse de algo que actualmente cotiza a la baja, pero no se trata de un musical “al uso” en el que los personajes se ponen a cantar porque sí. Los números musicales suelen estar plenamente justificados, pues (casi siempre) forman parte de los ensayos e interpretaciones de un coro bastante heterogéneo y peculiar, liderado por la gran voz de Lea Michele, todo un descubrimiento que si se lo propone podrá llegar muy lejos en esto.

Nací en Madrid, en 1971. Soy licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense. Trabajo como periodista en Televisión Española. También he trabajado como guionista en diferentes series de televisión (Cuatro, Canal +, Telecinco). Así mismo, soy autora del libro Cómo crear una serie de televisión (T&B Editores, 2007) y de la novela El verdadero tercer hombre (Ediciones del Viento).

En 2010 dirigí un corto, Terapia, que fue nominado a los Premios Goya.

Si quieres curiosear más sobre mí, échale un vistazo a mi Twitter.

Y no te olvides de seguirme en Instagram.

After Life, temporada 3: la melancolía divertida de Rick Gervais

Durante estos días gélidos de enero estoy viendo la tercera temporada de “After Life”, la serie creada y protagonizada por Ricky Gervais. Me acompañan en mi soledad sonora en la que me apetece reconfortarme en casa con el bueno de Ricky y salir poco a la calle, donde me esperan los dedos del frío que me van a pellizcar.

Ricky Gervais me reconforta con su peculia manera de hacer humor del desconsuelo. Ese menda depre que se arrastra por los pasillos de un periódico plagado de fracasados como él, con un cuñado aún más deprimido, recién separado de su mujer, sin ver a sus hijas, yendo a terapia con un psicólogo vulgar y zafio que le deprime aún más.

Cenizas al aire, monjas, periodistas desastrosos, noticias sobre lo paranormal (lo que más odia Gervais, según su monólogo “Supernature”), una amiga prostituta, y un cartero hipster, pueblan la serie “After Life” plagada de seres desamparados, perdidos, desvalidos y muy, muy, muy tristes.

Ricky Gervais tiene a una mentora en la figura de la viuda que va a hacer compañía y hablar con su marido muerto en el cementerio. La viuda aconseja, consuela, y guía en el camino al sufriente Gervais, que está de duelo, que ha perdido a su costilla, e irradia dolor a chorros.

Pero lo mejor que le dice la viuda-mentora a Gervais es que en la fábula de la rana y escorpión en la que el escorpión le pide ayuda a la rana, él es la rana.

Yo también soy la rana. Será que por eso me gusta la serie de Gervais.

Nací en Madrid, en 1971. Soy licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense. Trabajo como periodista en Televisión Española. También he trabajado como guionista en diferentes series de televisión (Cuatro, Canal +, Telecinco). Así mismo, soy autora del libro Cómo crear una serie de televisión (T&B Editores, 2007) y de la novela El verdadero tercer hombre (Ediciones del Viento).

En 2010 dirigí un corto, Terapia, que fue nominado a los Premios Goya.

Si quieres curiosear más sobre mí, échale un vistazo a mi Twitter.

Y no te olvides de seguirme en Instagram.

“En un lugar salvaje”: el duelo en la soledad de la naturaleza

“Land” (“En un lugar salvaje”) es el debut en la dirección de películas de Robin Wright, a quien las mujeres de mi generación identificamos como “La princesa prometida”.

Edee (Robin Wright) afronta una tragedia familiar, no sabemos muy bien qué le ha pasado, sólo intuimos que ha sido algo horrible, devastador, que le ha dejado sin fuerzas para vivir en la civilización. Edee habla con su hermana Emma a la que le pregunta:

-¿Qué hago yo aquí?

Edee se refiere al mundo porque se siente alienada de la vida, medio muerta, azotada por la depresión y la pérdida.

El arranque de la película es un enigma. Los guionistas Jesse Chatham y Erin Digman renuncian a toda estrategia explicativa, y también nos ahorran el siguiente paso del guion, según el esquema del viaje del héroe: la invitación a la aventura. Edee compra una terreno y una casa en el corazón de los bosques de la Montañas Rocosas y se muda allí, porque dice que “es incapaz de estar rodeada de gente”.

-¿Por qué iba a querer compartir mi dolor con otros?-dice Edeee a su hermana, desde el fondo muy profundo, muy oscuro del pozo en el que está metida.

Robin Wright tiene que afrontar su doloroso proceso de duelo.

Con un trazo sereno y hermoso, Robin Wright se adentra en las penurias de la soledad, en las inclemencias de la naturaleza y el clima, en los miedos más profundos, en la tristeza infinita de Edee por la pérdida de su marido y su hijo pequeño Drew, una mujer inadaptada a un entorno natural tan salvaje, incapaz de cazar, de sembrar un huerto, de partir leña con un hacha, de serrar el tronco desmochado de un árbol. En un lugar salvaje duelo en la naturaleza.

Edee tiene que elegir entre vivir o morir.

Las secuencias que nos muestran dichas acciones son los intentos frustrados de la consecución del objetivo que tiene que haber en todo guión.

En el segundo acto de la historia, después del primer giro de guion que clausura el primer acto, Edee también habita su dolor insondable y cotidiano, se enfrenta a su soledad, sus terrores, su vulnerabilidad más extrema mientras convive con sus muertos, los contempla, los sigue amando profundamente. La protagonista no acepta la pérdida de su hijo y su marido. Ese acto de resistencia la tiene bloqueada por dentro y también por fuera, inadaptada a una naturaleza tan extrema y agreste.

Una Robinson Crusoe emocional

Roben Wright es una Robinson Crusoe emocional que tiene que atravesar, con dificultades, dolor, soledad, valor, su personal proceso de duelo. “En un lugar salvaje” ahonda en el duelo, en el caso de Robin, aislándose del mundo, convirtiéndose en una ermitaña que “no quiere tener noticias del mundo exterior”.

En realidad, la película está muy relacionada con “Nomadland”, la historia protagonizada por Frances McDormand, dirigida por Chloe Zhao en 2021. Y a la vez, es opuesta a ella. Si Frances, tras perder a su marido, decide embarcarse en un viaje en caravana por Estados Unidos, conectando con gente nómada como ella en el camino, sin querer arraigarse en ningún lugar, y formando parte de una comunidad de nómadas como ella, que se ayuda haciendo trueques, compartiendo lo que tiene, Robin Wright decide huir de la civilización para estar sola, elige aprender a estar quieta en un sitio lejos del mundanal ruido “y darse más cuenta de las cosas” como ella misma dice. En un lugar salvaje duelo en la naturaleza

“Nomadland” optaba por la estrategia de la cinética, del movimiento constante de Frances a bordo de su caravana pero, en el fondo, su protagonista quería lo mismo que Edee: una nueva vida que se distanciara de los años vividos con anterioridad. Edee se asienta mientras que Frances se mueve sin querer quedarse al resguardo de una buena casa incluso cuando su amigo le ofrece alojamiento gratuito.

El punto medio del guion en esta película

El punto medio de un guion no equivale a un giro que da comienzo a un nuevo acto en la historia que estamos contando, pero como lo definió el autor Syd Field “es un punto de cambio que se produce a la mitad del guion”.

En el ejemplo de “En un lugar salvaje”, el hambre, la nieve y el frío, la incapacidad de sobrevivir de Edee unidos a su mal estado estado anímico nos llevan al punto medio del guión cuando se coloca la escopeta en la boca decidiendo, rota de dolor, si suicidarse o no. El acto de anclarse a la vida marca un antes y un después para Edee en su estancia en solitario en su refugio en las montañas.

Sin historia de amor, gracias

Edee roza la muerte por hambre y el frío pero es rescatada por Miguel, un hombre solitario y su hermana Alawa. Gracias a Dios no asistimos a una historia de amor entre Edee y Miguel. Décadas de lucha feminista han producido su efecto, han dado su fruto y la solución a la desesperación de una mujer no reside en un hombre ni en una relación sentimental.

Menos mal. Muy buena decisión de los guionistas a la hora de dar una perspectiva profunda a la historia de supervivencia física y psicológica de Edee porque una historia de amor con Miguel, su salvador, hubiera banalizado la narración, y hubiera convertido la trama en un telefilm barato de sobremesa.

No, la solución no está en un hombre ni en vivir nada externo. La solución no es externa, no viene de la mano de ningún demiurgo de fuera, la solución está en el interior de Edee y solo puede venir de dentro de su alma.

Miguel le enseña a Edee a poner trampas para conejos y ardillas, a plantar un huerto protegido, a recoger bayas, a cazar y desmembrar el animal, enseña a Edee a no morirse, pero es ella la que decide vivir, y da un paso más allá cuando abre la caja de zapatos Vans que guarda en lo alto de una alacena y la abre y ve las fotografías de su marido y su hijo, sus dos amores perdidos, e incluso da un paso más cuando coloca las fotos con chinchetas en las paredes de su cabaña.

Ese acto de valentía propulsa a Edee a permitirse el placer y el auto cuidado que se plasman cuando se da un baño en una bañera frente a las montañas, envuelta en un manto de paz.

Tu aceptación es tu transformación.

Puedes ver “En un lugar salvaje” en Movistar +. Te dejo el trailer de aperitivo para que vayas abriendo boca. La película merece mucho la pena, y nos da un baño de serenidad y aceptación.

Si te ha gustado el artículo, compártelo con alguien que creas que lo disfrutará. Te estoy muy agradecida. Me ayudas mucho.

En un lugar salvaje duelo en la naturaleza.

Si quieres saber más de mí, aquí tienes mi Twitter

“Gran libertad”: luz en la oscuridad de los amores prohibidos

Por la noche, en la calma envasada al vacío de mi salón con vistas a Torrespaña, me acurruco en el sofá para ver “Gran libertad”, una película que me llama poderosamente la atención y me roba el aliento y el corazón. La historia se asienta sobre fuertes pilares: es un drama basado en hechos reales que no elige la carta de la reconstrucción histórica ni de época sino que prefiere mostrarnos vidas inocentes en el infierno de la cárcel con muy pocos elementos, pero curiosamente no echo de menos nada. Todo me sabe a verdad, a vida sin adulterar. ¡Viva el minimalismo! ¡Viva la sencillez a la hora de contar cuando la historia está empapada de emoción! “Gran libertad” emana luz en la oscuridad de amor prohibidos.

“Gran libertad” nos narra el relato basado en hechos reales de Hans en tres momentos (1945, 1957 y 1969) de su relación con Viktor, un asesino convicto. Un amor carcelario, propiciado por las entradas y salidas de prisión de Hans a causa de la represión a la que fueron sometidas las personas homosexuales en la Alemania de posguerra.  Hans es enviado a un campo de concentración durante La Segunda Guerra Mundial por ser homosexual y luego a la cárcel. En ese último momento, nos metemos en la prisión dentro de la cabeza y el corazón de Hans Hoffman, compartimos su vida en las cloacas, cómo se habitúa a la penosidad, y cómo nos enseña un brutal Franz Rogowski que se puede tener dignidad también en las cloacas.

La película ahonda, sin red de seguridad, con increíble contención emocional, en qué hacer, en cómo no dejar de ser humano, ni dejar de amar cuando te despojan de todo bajo la bota de una de las mayores injusticias posibles.

No es una fantasía porque el guion de Sebastian Maisie y Thomas Reider está basado en hechos reales, históricos sobre la represión y encarcelamiento a los gays sólo por existir.

Sebastian Maise observa con atención a Hans Hoffman y a Viktor. Se pone contemplativo para captar su alma. Sin embargo, no hace aspavientos emocionales sino que se prende a su increíble contención y nos lleva, con un pellizco en el corazón, desde el principio al fin de la película que consiguió el Premio del Jurado en el Festival de Cannes en 2021, y el premio a la mejor interpretación para Roganowski y mejor Película en el Festival de Sevilla.

Franz Roganowski y Gieor Friedich componen una original historia de amor. Aunque “Gran libertad” sobre todo abarca las consecuencias psicológicas del encarcelamiento, las derivas mentales de estar un largo tiempo en la cárcel: cómo se olvidan los afectos, cómo se olvida la compasión, cómo se olvida la vida.

El director se acerca con pausa y cariño a los personajes, en un baile delicado con la cámara, que aprisiona el dolor y la penuria del encierro deshumanizado.

Hans Hoffman es un 155, es decir un preso encarcelado por tener relaciones ‘antinatura’ como le dice un juez que tiene la indiferencia de los que tienen el poder y siguen órdenes.

La soledad de Hans dentro de la cárcel es abrumadora y definitiva. Pero Hans es como esa cerilla que enciende en la oscuridad del ‘agujero’. Hans es capaz de rebelarse cuando un guardia maltrata a su amigo, y soporta el castigo con estoicismo.

Porque Hans es un verdadero estoico. Aprendemos mucho de él en “Gran libertad”

No olvidemos que la película cuenta la historia de un hombre que es inocente encarcelado injustamente y maltratado como un paria. No olvidemos que lo más conmvedor de “Gran libertad” es que a un hombre bueno, la gente lo tome como malvado.Un corazón tan blanco percibido como un corazón tan negro por los demás.

Hans Hoffman es como “El hombre elefante” de David Lynch. Ambos hombres sufren uno de los más tristes sinos del ser humano: ser bondadoso, y que, sin embargo, te juzguez malo.

Hay algo universal en las historias de la incomprensión.

“Gran libertad” es un ejemplo real y trágico.

La vida en sociedad está saturada del abismo que separa cómo es nuestra propia realidad y cómo nos perciben los otros. A Hans le acusan de pervertido, invertido, basura humana cuando solo es un hombre que ama a otro hombre. Su dignidad se ve como arrogancia. Su compasion se trata como estupidez. Sus encarnizados enemigos, reflejados en una autoridad ciega que causa terror cargan contra él.

Pero la historia nos anima a interpretar la impopularidad de Hans Hofmann en clave distinta a la mirada implacable de los jueces alemanes. Ahora vemos la vida como la veía él, como la sentía él.

Lo mejor: La contención emocional de una historia no contada y la interpretación de Franz Rogowski.

Lo peor: Tarda en arrancar. Pero no hay nada malo.

Para ver: Sola o con amigas.

Puedes ver “Gran libertad” en Movistar +.

Si te ha gustado el post, compártelo con alguien que creas que lo disfrutará. Te estoy muy agradecida. Me ayudas mucho.

Si quieres curiosear más sobre mí, échale un vistazo a mi Twitter.

“Terapia de parejas”: la humanidad de la doctora Guralnik


“Terapia de parejas”: la humanidad de la doctora Guralnik. Guralnik, la psiquiatra y psicóloga de “Terapia de parejas” es un ser humano excepcional. Lo demuestra, no solo en el autentico deseo de ayudar a sus pacientes, sino también en la comprensión y aceptación de ellos como seres humanos.

-Sólo di lo que sientes. No te juzgo-dice Guralnik.

¡Ah qué maravilloso es el no juicio! Que liberación. Me acuerdo cuando iba a mi sesión con mi psicóloga Lucía Boto, de Alava Reyes, y percibía la misma ausencia de juicio en su persona, esa escucha activa e incondicional. Era como si Lucía me abriera, con su mirada, una espita en mi cerebro por la que salían mis miedos y angustias, salía esa oscura noche del alma por la que estaba pasando.

En Orna Guralnik vuelvo a reencontrarme con Lucía Boto, mi psicóloga, y me siento abierta, abierta a la vida, al dolor y la gloria, abierta al mundo, a lo que significa ser humana, abierta a ese tránsito por picos y valles mientras dure el viaje por esta tierra.

La doctora Guralnik dice a la doctora Goldner, la terapeuta que la revista a ella, eh, estamos en Nueva York, en un mundo judío muy cercano a Woody Allen, el único lugar parecido es Buenos Aires, donde tienen una barrio que se llama “Villa Freud”. Tan argentino. Tan…

De hecho, Orna cuenta que se siente cercana con sus pacientes, que también se encuentra al ‘otro lado’ porque ella ha pasado por situaciones muy parecidas, ha vivido situaciones si no iguales al menos muy próximas. -Claro que los entiendo-dice Orna a Virginia que asiente, comprensiva. Otro personaje fascinante y sabio.

La doctora Guralnik tiene sesiones terapéuticas con sus pacientes que en realidad son experiencias de humanidad compartida, en las que desfilan miedos y deseos ocultos, arrepentimientos y culpas, frustraciones y enfados, amores y desamores.

La solución para que una pareja supere su crisis sentimental la resume Orna Guralink cuando dice:

Las personas quieren cambiar a su pareja, pero mi experiencia me dice que sólo aquel o aquella que, por un esfuerzo supremo y un acto de amor al otro, se cambia sí mismo, se supera personalmente, logra superar la crisis de pareja. He visto muchas superaciones de mis pacientes. Nunca puedes cambiar al otro, pero siempre puedes cambiarte a ti mismo.

Lo que van a pedirme es que cambie a sus pareja. Pero no es así como va-dice Guralnik.

Es verdad. Una verdad como una catedral. Una verdad como un piano.

No puedes cambiar a otro, sólo puedes cambiarte a ti mismo

Doctora Guralnik

En la segunda temporada de “Terapia de parejas” nos vamos al confinamiento por la Covid 19, lo cual me da alta pereza porque me recuerda a mí misma encerrada en casa con mi marido Gonzalo, y mi hijo Gonzalo jr, al principio feliz por estar en casa porque estaba pasando un infierno en la oficina, luego mordida por la incertidumbre, dando saltos en el vacío, sin saber lo que iba a pasar porque la vida era como vivir dentro de una película de terror de serie B. El apocalipsis estaba pasando en vivo en la calle y se colaba por la voz de los locutores del Telediario

También me da un poco de bajón porque las parejas de la segunda temporada no me gustan tanto como las de la primera, qué pena. Sobre todo la formada por Trey, pobre hombre, y su frívola mujer, Lana, qué pesadilla estar casado con alguien que te considera débil porque has perdido tu trabajo.

Por suerte la pareja de gays consigue levantar el reality más fascinante y auténtico de la televisión.

Y como yo estoy enganchada a la personalidad, humanidad, y sabiduría de la doctora Guralnik, poco a poco me voy relajando y olvidando tanta videoconferencia por Zoom y esas imágenes desoladoras de calles vacías y ancianos enfermos, ese recuerdo tan vívido de una pandemia que nos afectó a todos y que nadie, absolutamente nadie, vio venir.

“Terapia de parejas” es una acercamiento directo, sensible, y humano a los conflictos y crisis de varias parejas que están pasando un mal momento. En la serie documental, nos asomamos a la intimidad de varios matrimonios, a sus recovecos más profundos, sin escarbar en el morbo o en el amarillismo.

¡Qué alivio!

Lo mejor de esta serie documental de Showtime que puedes ver en Movistar + es la doctora Orna Guralnik. ¿No la conoces? Si la escuchas, descubrirás a alguien fuera de lo común, que te puede enseñar mucho sobre…terapia de parejas.

Si te ha gustado el post, compártelo con alguien que creas que lo disfrutará. Te estoy muy agradecida. Me ayudas mucho.

Terapia de parejas la humanidad de la doctora Guralnik.

Si quieres saber más de mí, curiosea mi Twitter.

Colin Farrel, el peor villano en “La sangre helada”

Colin Farrell proyecta su poderosa presencia física, sus brutales ojos negros llenos de oscuridad y agresividad para dar vida al psicópata Henry Drax. Es la interpretación de un actor que más me ha impresionado este año por la fuerza y el magnetismo que desprende. “La sangre helada” es una buena serie, pero es una gran serie porque Colin Farrell está en ella. Henry Drax es un monstruo.

“La sangre helada” esta dirigida por Andrew Haigh y cuenta la historia de Patrick Sumner es un ex cirujano del ejército caído en desgracia que se inscribe como médico del barco en una expedición ballenera al Ártico. A bordo se encuentra con Henry Drax, el arponero, un brutal asesino cuya amoralidad ha sido moldeada para adaptarse a la dureza de su mundo. Tenía la esperanza de escapar de los horrores de su pasado, pero Sumner se encuentra con un viaje desafortunado y un psicópata asesino. En busca de la redención, su historia se convierte en una dura lucha por la supervivencia en el Ártico inclemente.

Henry Drax es un monstruo

La presentación del arponero Henry Drax es tan realista como eficaz. Folla de pie con una prostituta bajo una techumbre, cuando termina, sin decir palabra, Henry le da unos peniques y ella se marcha corriendo.

Henry camina por las calles de Hull, una ciudad marinera, donde hay muchos barcos balleneros a punto de zarpar, entra en una taberna portuaria donde hay putas y marineros y se bebe ron a granel.

Henry se juega un reloj y hasta se quiere jugar sus botas para pagarse un trago de ron pero pierda la apuesta mientras clama:

-Tengo el gaznate seco porque me he levantado con putas.

“La sangre helada” es intensa y nunca resulta aburrida. Es oscura e inquietante, y habla del eterno conflicto entre el bien y el mal, también habla del ser humano como un depredador que devora a sus congéneres, y como la mala infancia pasa factura y se lleva dentro hasta la muerte.

Su austeridad, su híper realismo hacen que viajes abordo del Volunteer, y que, cuando las cosas se tuercen, bajes a la tierra helada con los marineros.

El pasado es un tierra extranjera donde habitan monstruos. La naturaleza humana es negra como la pez. Los poderosos mandan y el dinero manda aún más. Detrás de las telúricas sombras, late el corazón infantil de una humanidad tierna, vulnerable, ansiada.

Profundidad psicológica en esta aventura náutica que os recomiendo de corazón.

Puedes ver “La sangre helada” en Movistar +.

Si te ha gustado el post, compártelo. Te lo agradezco porque me ayudas mucho.

Si quieres saber más de mí, curiosea mi Twitter.

“Succession”. La historia de amor de Gerri y Roman

La relación original y bizarra y morbosa y enfermiza y peculiar y única entre Gerri y Roman empezó como un ligue raruno y fetichista llenos de complejos edípicos de Roman hacia Gerri. Pero luego te das cuenta, y flipas porque no te lo esperas, claro que no, porque unir a estos dos es como mezclar agua con aceite, de que hay una ternura entre ellos que te resuena, un vínculo de cariño especial. Roman y Gerri son los únicos personajes que cuidan el uno del otro en la serie de HBO, “Succession”. La historia de amor de Gerri y Roman.

Flípalo, al principio de su relación, Roman el hijo mas truculento, psicopatilla y enfermo mental de la mezquina familia Roy, siente una atracción sexual hacia Gerri, una señora ejecutiva mayor, gran profesional de Waystar, que le sigue el juego porque siente simpatía hacia el chico y también porque se siente superada por Roman, con su carga en profundidad de locura y necesidad, Gerri se paraliza, le sigue la corriente, y regaña a un Roman, que tiene filias masoquistas y si una ‘mamá’, papel putativo de Gerri, le regaña y le dice lo malo que es, se tiene que masturbar con urgencia y correrse.

Bueno, una de las tropelías locuelas de Roman Roy.

Pero no, amigas, luego la relación entre Roman, el chiflado, y Gerri, la ejecutiva juiciosa, evoluciona.

Resulta que Roman es humillado por su padre, quien le aleja de la empresa porque le considera un inútil sin ninguna experiencia profesional. Pero Gerri le consuela y le aconseja que se apunte y se tome en serio estudiar un curso de gestión empresarial desde abajo. Y Roman, aunque sea un zumbado, le hace caso.

Cuando Logan traiciona a Shiv después de haberle prometido el oro y el moro, y juega con las candidaturas dentro de la empresa para la dirección, Roman defiende a Gerri.

Roman y Gerri forman una pareja imposible, y sin embargo se quieren.

Puedes ver “Succession” en HBO.

La historia de amor de Gerri y Roman.

Si te ha gustado el post, compártelo. Te lo agradezco porque me ayudas mucho.

Si quieres saber más de mí, curiosea mi Twitter.

“The Office”: la crueldad surrealista en el trabajo

Le tengo mucho cariño a la serie “The Office”. Quizás porque me la descubrió mi marido Gonzalo, y juntos pasamos alegres noches en nuestro antiguo apartamento, riéndonos con las salvajes locuras realistas de Michael Scott y sus empleados. Gonzalo y yo nunca nos cansábamos de ver episodio tras episodio, y disfrutábamos como locos de cada cosa que decía y hacía nuestro personaje de la ofi favorito: Dwigth. “The office” es tan real como el trabajo mismo. Una serie sobre el surrealismo del curro.

El humor era en ocasiones cruel, políticamente incorrecto siempre, no hay mas que degustar el capítulo segundo de la primera temporada titulado “Dia de la diversidad” en la que Michael Scott humilla a su empleada india imitando al dueño de un super indio, y ella le da una bofetada, o cuando propone el taller de sensibilidad sobre la diversidad racial haciendo bromas sobre los negros, y ordenando un juego de rol donde al empleado negro le toca hacer de negro y donde la pregunta que plantea Michael Scott a sus desconcertados empleados es: ¿qué raza os atrae más sexualmente?

El formato que adopta la serie es el de falso documental, no tan utilizado como hoy en día hace una década, especialmente en el género de la comedia.

Michael Scott está ‘tronao’ como la mayoría de los jefes.
La serie es surrealista y, a la vez, realista por lo absurdo que resulta la mayoría de los trabajos en los que escuchamos tantas gilipolleces de jefes y empleados que nos estalla la cabeza.

Michael Scott se cree el mejor jefe del mundo, pero no se da cuenta de que maltrata psicológicamente a sus empleados, quienes lo desprecian y odian, excepto el fiel y loquísimo Dwigth, quien estaría dispuesto a morir por su jefe y su margen de beneficios en su empresa de material de oficina.

De izquierda a derecha: Dwigth, Pam y Jim, sentado, el inigualable y trastornado Michael Scott.

Michael Scott también se cree que es la hostia de gracioso cuando al único que hace gracia es a si mismo, se cree súper motivador como si se hubiera metido en vena todos los libros de cómo liderar de Stephen Covey, e intenta animar chuscamente a sus empleados que cada vez están más deprimidos bajo su demencial mando. Lo peor es que Michael Scott se lo cree.

Michael Scott dice cosas como que para él, las personas son la prioridad en el trabajo, y añade que le dio su primer empleo a un guatemalteco que no sabía ni una palabra de ingles, y el tipo le pidió a Michael que fuera su padrino, y ese fue el mejor día de su carrera. Aunque luego tuvo que despedir al guatemalteco.

“The Office” fue la serie más vista en las plataformas digitales en 2020. Con la matraca aterradora de la pandemia machacándonos, es una serie que sirve como necesaria y descacharrante vía de escape. ¿Quién no ha trabajado en una oficina tan patética como la que aparece en “The Office”?

Puedes ver “The Office” en Netflix.

“The office” es tan real como el trabajo mismo.

Si quieres curiosear más sobre mí, échale un vistazo a mi Twitter.

Y no te olvides de seguirme en Instagram.

“American Rust”: la historia de amor de Grace y Del

Del y Grace viven una historia de amor propia de dos seres a los que la vida no les ha tratado bien, incluso les ha vapuleado, y caen uno en brazos del otro para quererse, pero también para consolarse, para cuidarse, contra viento y marea.

Grace es una hija perfecta de Buell, un pueblo de Pennsylvania que vive una profunda crisis de opiáceos, ese imperio y negocio del dolor, ha perdido su industria, los hombres están sin trabajo, y las mujeres trabajan en lo que pueden. Hay desahucios de casas, subastas públicas, incluso al principal bar del pueblo lo han desahuciado, y la desesperanza corroe como ácido la columna vertebral del pueblo. La historia de amor de Grace y Del.

Del Harris, interpretado por el gran Jeff Daniels, es el sheriff local, está cansado y se esfuerza por mantenerse en pie mientras se entrega a su trabajo de policía con integridad y compasión, y ama a Grace la única mujer del pueblo que le interesa. Pero Grace está casada., mal casada como lo están todas las mujeres del pueblo.

He visto “American Rust” por Jeff Daniels. He crecido con Jeff Daniels. Cuando era adolescente hacía piardas (así se llama en Málaga a las pellas) para escaparme al América Multicines a ver “Algo salvaje”.

Está mono Jeff Daniels en “Wild Thing” ¿que no?

Wild thing! es la película que he visto más veces en mi vida. Hubo una época en la que Los America Multicines eran mi segunda casa, un útero materno donde evadirme y olvidarme de mis problemas.

Luego Jeff sería el mal marido de Debra Winger en “La fuerza del cariño”. Por cierto, hay que ser muy buen actor para interpretar con esa convicción al marido infiel que renuncia a sus hijos tras la muerte por un cáncer de su mujer.

He crecido con Jeff Daniels y he visto crecer a Jeff Daniels. Me parece un actorazo, capaz de ser el editor de noticias como un policía de pueblo cansado y adicto a las pastillas.

Del Harris es un hombre que ha sufrido y mucho. El policía tiene un turbio pasado en Pittsburg, donde con un grupo de la policía decidió tomarme la justicia por su cuenta, y matar a los criminales a los que la justicia había dejado escapar. Salió huyendo de allí. Antes estuvo como marine en Irak donde empezó a sufrir estrés postraumático por el horror, el horror, el horror.

Y luego está Maura Tierney. Durante algunos años mi forma favorita de relajarme de un trabajo de guionista cómica en una productora penosa, en un trabajo machista y estresante que no me gustaba ni un pelo pero que necesitaba para ver las facturas, era ver “Urgencias” con una cerveza muy muy fría.

Era el personaje que más me interesaba en “Urgencias” junto con el doctor Green. La interpretación que hace Maura, cuando su madre bipolar (Sally Field) reaparece en su vida para sembrarla de caos, sus problemas con el alcohol y la depresión que también han sido los míos, es de matrícula de honor.

Me encantaba Abby en “Urgencias”. Era el personaje con el que más me identificaba de aquí a Lima.

Grace está con Del y le quiere, Del está con Grace y está enamorado de ella. Es verdad que no es un amor puro 100 por 100, el de Grace, ¿pero cómo podría serlo en un pueblo como Buell? y también es verdad que Grace utiliza su cariño -te voy a cuidar Del-para convencer a su amor que se arriesgue para salvar a su hijo, Poe.

Aún así, Del y Grace son lo mejor de un pueblo y una sociedad a la deriva enganchados a los opiáceas. La historia de amor de Grace y Del.

En lo más crudo del crudo invierno, todavía les queda una hoguera junto a la que calentarse y consolarse a Del y Grace: su amor.

PuedLa historia de amor de Grace y Deles ver “American Rust” en Movistar +.

La historia de amor de Grace y Del.

Si te ha gustado el post, compártelo. Te lo agradezco porque me ayudas mucho.

Si quieres saber más de mí, curiosea mi Twitter.

Y no te olvides de seguirme en Instagram.