Archivo de la etiqueta: the crown

El fantasma de Lady Di ronda “The Crown”

la venganza desde ultratumba de Diana.

Quizás no haya habido una figura histórica que haya estado tan presente en una sociedad, en este caso la británica, después de muerta, que Lady Di. La venganza desde ultratumba de Diana.

Ahora me entero que el conde Spencer, ese que lanzó un panegírico mitad auténtico mitad falso sobre su hermana en su funeral, una hermana a la que no había hecho ningún caso en vida, acusando a periodistas y paparazzis de haber matado como si Diana no hubiera jugado con los medios y se hubiera regocijado con la atención suscitada no dejó grabar a los de Netflix en Althorp.

De todas formas, viendo The Crown, empatizas con Carlos, un pobre hombre que da lástima, un hombre herido que ama a Camilla porque es la única que lo ama a él incondicionalmente y le hace de madre.

Pero aún empatizo más con Diana, engañada por Carlos cuando tenía 16 años. Qué se pensaba?

Carlos nunca será rey. Esa será la venganza desde ultratumba de Diana.

La venganza desde ultratumba de Diana.

Si te ha gustado el capítulo, compártelo con alguien que creas que lo disfrutará. Te estoy muy agradecida. Me ayudas mucho.

¿Quién autorizó la serie “The Crown”?

Nadie. Ni Sony Pictures ni Netflix pidieron permiso a la familia real británica. The Crown es una serie de televisión para emisión en streaming de drama histórico sobre el reinado de la reina Isabel II, creada y escrita principalmente por Peter Morgan, y producida por Left Bank Pictures y Sony Pictures Television para Netflix. Morgan la desarrolló a partir de su película de drama The Queen (2006) y especialmente de su obra de teatro The Audience (2013)

El tema de la serie es anteponer el deber y el servicio al corazón y la vida personal.

El éxito fue fulminante en Reino Unido y en el extranjero, quizás porque el tono es arriesgado, la ambientación y realización son magníficas, y llos guiones están a la altura. El acierto de casting es absoluto.

Yo me vi The crown de una panzada en dos semanas con las sensación de que me estaba llenando la boca de chuches, y con leve empacho en la tripa aunque feliz como una perdiz.

Puedes ver The Crown en Netflix.

Si te ha gustado el post, compártelo. Te lo agradezco porque me ayudas mucho.

Si quieres saber más de mí, curiosea mi Twitter.

La importancia del piloto

En Estados Unidos, los arranques de las series son cruciales. Los pilotos marcan el nacimiento o muerte de una ficción. El sistema americano de venta se asienta en un calendario preciso. En septiembre, los productores financian las grabaciones de los pilotos de sus series, pero, una vez terminados, presentárselos a las cadenas en pases privados. Cómo escribir un piloto.

Pueden pasar tres cosas:

1.Se rechaza el piloto.

El siguiente paso de un productor es intentar amortizarlo en el mercado de los telefilms. Actualmente, se están dando a conocer los pilotos rechazados por las cadenas para que la opinión popular presione para darles unas segunda oportunidad.

La serie “Nobody’s Watching” se salvó gracias a los espectadores.

Es lo que pasó con la serie “Nobody’s Watchig·, creada por Bill Lawrence, autor de “Scrubs” o “Spin City”.

Alguien colgó el piloto rechazado en YouTube y tuvo más de 300.000 descargas.

En un despacho de la NBC un productor ejecutivo dio vida a la serie encargando a Bill seis capítulos más.

La serie narra las aventuras de dos amigos muy locos que logran vender su propia serie a una importante cadena de televisión.

Cómo escribir un piloto.

2. El piloto entra en la parrilla en enero, a la mitad de la temporada.

Normalmente esto pasa porque se cancela alguna serie.

3. El piloto es admitido para la siguiente temporada.

El anuncio es en mayo y la emisión en septiembre.

Fragmento del libro “Como crear una serie de televisión” (ediciones T&B) de Nuria Verde y Gonzalo Toledano.

Cómo escribir un piloto.

Si te ha gustado el capítulo, compártelo con alguien que creas que lo disfrutará. Te estoy muy agradecida. Me ayudas mucho.

Si quieres curiosear más sobre mí, échale un vistazo a mi Twitter.

“The crown”: el conflicto es tradicional

La serie “The Crown” es una magnífica oportunidad, no sólo para interesarnos por la vida de Diana y ver documentales sobre ella y los Windsor, de esos que antes hubiéramos repudiado de forma pública, además también nos ofrece la oportunidad de aprender a dialogar de una forma limpia y clásica, aprender a escribir conflictos puros, old school, y de paso, reconocer que nadie ha encarnado mejor a Winston Churchill que John Lithgow.

Carlos y Diana están perfectamente caracterizados en “The Crown”
Margaret Thatcher no se llevaba bien con la reina Isabel II aunque se respetaban.
Isabel tiene que elegir entre la corona y todo lo demás.

El conflicto con Felipe de Edimburgo

Isabel II tiene en primer lugar un conflicto interno: no se siente preparada para ser reina, la muerte de su padre Jorge, al que ha llevado al trono la abdicación de su hermano Eduardo, le aboca a ser reina muy joven y tomarse en serio el reinar en el imperio Británico que luego se convertiría en la Commonwealth.

El conflicto es tradicional y clásico en “The Crown” aunque no por ello menos potente. La primera columna vertebral de dicho conflicto en la historia de Isabel II como reina se crea con su propio marido Felipe, que se se siente un segundón, siempre el último, siempre detrás de su mujer. Esto se desvela y desarrolla con mano maestra por los guionistas, en la secuencia en la que Felipe debe renunciar a que sus hijos lleven su apellido en favor del de su esposa: Windsor. Y como grita Felipe a su mujer:

-¡Soy el único hombre en Inglaterra que no puede dar su apellido a sus hijos!

Felipe e Isabel se distancian cada vez más. Felipe no soporta su papel de segundón.

Pero otro conflicto claro entre Isabel y Felipe se basa en las infidelidades del duque de Edimburgo que se saldan con una frase lapidaria de Isabel II:

-En mi caso tú siempre has sido el único al que he querido y quiero. ¿Y tú?

Aquí es muy importante un detalle a la hora de dialogar en guion. La verdad se expresa a veces mucho mejor a través del silencio.

Felipe se queda callado cuando su mujer le hace la pregunta. Y tanto los espectadores como la reina nos enteramos de su respuesta.

El silencio es un buen método a la hora de reconocer verdades difíciles.

El conflicto con Margarita

El conflicto con Margarita es quizás uno de los más amargos para Isabel II porque se lleva bien con su hermana y tiene que traicionar su propia palabra sólo por el hecho de poner el deber y el servicio por encima de su familia.

Después de la guerra, Margarita se enamora del capitán Peter Townsend, que está casado. Es un romance prohibido por evidentes razones.

La mujer de Twonsend le abandona por otro hombre y este se divorcia de ella. Margarita y su amor planean casarse, pero la reina le pide a su hermana que espere al menos un año a que las cosas se calmen mientras mandan a Townsend fuera de Inglaterra. A continuación la reina le pide a su hermana que se casen en Escocia, en una iglesia pequeña, desde luego no puede ser en la abadía de Westminster.

Pero la reina además de ser reina es la jefa de la iglesia anglicana. Y cuando se cumple el plazo, la reina ordena a Margarita que no se case con Peter Townsend o perderá todos sus privilegios reales, su dinero.

Ese conflicto abre una brecha con su hermana para siempre.

El conflicto con Carlos

Carlos interpretado por Josh O’Connor es un desdichado, no es valiente ni muy físico, y no es el hijo que a su padre le hubiera gustado tener mientras que su madre lo ignora.

Carlos es un hombre sensible al que alejan de casa mandándole a un internado terrible en Escocia, Gordonstuon, donde también se ha criado su padre. El niño vive un auténtico infierno.

El actor Josh O’Connor interpreta a Carlos de Inglaterra.

Carlos nunca se debería haber casado con Diana, a estas alturas ya lo sabemos todos. Pero su madre le presionó para que “encontrara a la chica adecuada”, adecuada se traduce por virgen e inocente.

El resto es historia

Se que no soy la madre más intuitiva del mundo pero sé cuando un hijo mío no es feliz. Puede que ahora te sientas triste y albergues miles de dudas pero si sigues el ejemplo de tu bisabuela, se que al final te llegará la felicidad.

Isabel II a su hijo Carlos

Pero no, Carlos nunca es feliz.

Puedes ver “The Crown” en Netflix

El conflicto con Felipe de Edimburgo.

Si te ha gustado el post, compártelo. Te lo agradezco porque me ayudas mucho.

Si quieres saber más de mí, curiosea mi Twitter.

“The Crown” no acaba aquí

“The Crown”, la serie que puedes ver en Netflix, no ha acabado. Aún faltan dos temporadas que abarcan la vida de Isabel II que ahora mismo se encuentra enferma, y algunos dicen, que al borde de la muerte. Todavía falta por contar la historia de los Windsor en el siglo XXI, y no sabemos si los guionistas van a tener la misma libertad y capacidad de riesgo que han tenido hasta ahora a la hora de escribir sus guiones porque nos acercamos a aguas cenagosas, con el escándalo del príncipe Andrés a la que una menor le había acusado de haber mantenido relaciones de sexuales con ella dentro del mundo de corrupción y trata que tenía Harry Epstein y las acusaciones de racismo de Harry hacia la familia real. Es la serie del año.

Pr cierto, aviso a navegantes: “The Crown” se acabará en su sexta temporada. Hay que recordar que es una de las series más caras de la historia de la ficción televisiva, con un presupuesto que asciende a 260 millones de dólares.

La quinta temporada está prevista que se estrene en noviembre de 2022, justo dentro de un año.

Una representación de una familia a la que no quiero pertenecer: Los Windsor, madre mía qué miedito.

Los Windsor en decadencia

Sólo el heredero, William, ha mantenido su integridad como relevo dentro de la familia real. El resto se ha visto salpicado por los escándalos o ha querido alejarse de los Windsor como si fueran una maldición bíblica como es el caso de Harry y Meghan.

La sombra de Diana es alargada desde que murió en un accidente de tráfico en París.

Por cierto me pregunta mi madre que es una fiel y ávida espectadora de The Crown: ¿tu ves a Meghan negra?

-Esa mujer no es negra.

-Mama, eso es muy políticamente incorrecto.

Pero mi madre es sobretodo políticamente incorrecta y muy inteligente, aunque su ironía me deje apabullada a veces.

En la llamada ritual de todos los domingos (mamá vive en Málaga y la menda en Madrid) mi madre se centra en las Femen:

-Que se vayan a Afganistan a gritar en una mezquita: quiero que coman la almeja.

-Mamá…

-Ah, no, a eso no se atreven.

Jugosa quinta temporada

Pero volvamos a “The Crown”. ¿Qué es lo que nos espera en las dos temporadas que nos quedan de la serie?

Pues hay tomate en la saga Windsor, la verdad.

En primer lugar, Olivia Coleman pasa el testigo a Imelda Staunton, una actriz que me chifla, así que estoy de enhorabuena.

Las tramas versarán sobre Lady Di que acababa la cuarta temporada dándose cuenta de que su matrimonio con Carlos no tenía ningun futuro. En la quinta temporada asistiremos al culebrón amoroso de Diana con Dodi Al-Fayed, y sus tensiones con la reina, así como su intento desesperado por escapar de una familia y un estilo de vida, que aborrece.

Naturalmente nos meteremos de lleno en la mayor crisis de la monarquía de los Winsdor: la muerte de Diana y la desafección de la reina ante la tragedia.

La serie del año

Oliver Dowden, el Secretario de Cultura británico, obligó a Netflix que pusiera un aviso al principio de cada capítulo de la cuarta temporada asegurando que “The crown” se trataba de ficción, no de realidad. Aunque ha sido precisamente la cuarta temporada de la serie que trata los graves problemas de bulimia y depresión de Diana, y la crónica de un matrimonio que nació muerto, el de Lady Di con el heredero al trono, la que me ha parecido más realista.

Harry es el nieto que le ha salido rana a Isabel II.

Sin embargo, Harry ha metido cuchara en la serie y ha opinado sobre ella diciendo que “representa bien la presión de poner el deber y el servicio por encima de todo lo demás”.

Seguro que a su abuela le ha encantado la perla de su nieto-rana.

Puedes ver “The Crown” en Netflix.

La serie del año.

Si te ha gustado el post, compártelo. Te lo agradezco porque me ayudas mucho.

Si quieres saber más de mí, curiosea mi Twitter.